Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las habilidades matemáticas que se aprenden mejor de mayores

Un estudio indica que algunas habilidades no verbales que se consideran innatas se pueden entrenar

La práctica solo mejoraba pruebas específicas, no la capacidad cognitiva general
La práctica solo mejoraba pruebas específicas, no la capacidad cognitiva general

Se suele asumir que, cuanto más jóvenes somos, más capacidad de aprendizaje tenemos. Ahora, un estudio del University College de Londres sugiere que en el caso de algunas habilidades, como el razonamiento no verbal, somos más capaces de aprenderlas al final de la adolescencia y de adultos que siendo más jóvenes. Según publican un equipo de científicos en un artículo en la revista Psychological Science, esto significa que ese tipo de razonamiento se puede entrenar y que no representa una habilidad innata y fija.

Sarah-Jayne Blakemore, líder del trabajo, explica que estos resultados cuestionan la utilidad de algunos test de selección para algunas escuelas. En su análisis, los adultos y adolescentes mayores fueron los que más se beneficiaron del entrenamiento para los test concretos, pero también los más jóvenes, de entre 11 y 13 años, mejoraron con unas breves sesiones de práctica semanal. Diez minutos diarios de entrenamiento durante tres semanas permitieron incrementar el porcentaje de acierto de estos chicos del 60 al 70%. “Esto pone en duda la afirmación que dice que los test de acceso en escuelas selectivas mide el verdadero potencial de cada niño”, afirma Blakemore en un comunicado de su institución.

Los juegos para entrenar la capacidad intelectual no mejorarían las habilidades cognitivas generales

Para poner a prueba su hipótesis, los investigadores reclutaron a 558 estudiantes de entre once y dieciocho años y 105 adultos. Estos voluntarios realizaron un test de razonamiento no verbal que consistía en mirar a cuadrículas de tres por tres con la última casilla vacía y decidir cuál era la forma correcta para completar una pauta según el color, el tamaño o la forma de las figuras en las casillas anteriores. Otra de las pruebas empleadas mostraba a los participantes dos grupos de puntos de colores y ellos debían decir cuál contenía más puntos.

Después, se les ofreció un curso de entrenamiento online durante 20 días para mejorar en una habilidad particular y se les volvió a someter a la prueba. Finalmente, se les realizó el test seis meses más tarde para ver si los efectos de la formación eran duraderos.

Las conclusiones del artículo indican que el tipo de habilidades que miden estos test, que están relacionadas con las capacidades matemáticas, pueden mejorar más gracias a la práctica durante los últimos años de la adolescencia que en los primeros años de esta etapa. Además, también se advierte que, pese a lo que dicen algunos anuncios de juegos para mejorar la capacidad intelectual, el entrenamiento en un tipo específico de prueba solo mejora los resultados posteriores en esa misma prueba y no mejora la capacidad cognitiva general. Esto también lleva a los autores del artículo a plantear que aunque este tipo de habilidades se miden en test de inteligencia, los resultados no pueden extrapolarse a otros tipos de inteligencia.

Más información