Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Así es el hombre que cambió la vida de Janet Jackson

La antes provocadora cantante espera su primer hijo con el millonario catarí Al Mana y se ha acercado al islam

Janet Jackson y su esposo Wissam Al Mana, en el desfile de Hermès en París.
Janet Jackson y su esposo Wissam Al Mana, en el desfile de Hermès en París. AFP/Getty Images

Enseñó un pezón en la Super Bowl de 2004 y protagonizó un escándalo mundial. Doce años después, Janet Jackson ha reaparecido tapada por completo, a excepción de su rostro. La estrella paseaba por Londres junto a su marido, el multimillonario catarí Wissam Al Mana, con el que se casó en secreto hace cuatro años. Ambos anunciaron recientemente que esperan un hijo, el primero para ella tras otros dos matrimonios y ya cumplidos los 50 años. Además de su avanzado estado de gestación, la imagen de la cantante sorprendía por su atuendo, que podría confirmar los rumores de que se ha convertido al islam. Amigos suyos han afirmado a los medios que habría dado ese paso por su esposo, un hombre del que poco se sabe más allá de que amasa una enorme fortuna y que ha cambiado la vida de una de las artistas femeninas más exitosas de la historia.

Ella iba de negro y lucía el hiyab o velo islámico con el estilo llamado Al-amira, uno de los más comunes (consiste en un velo de dos piezas, una ajustada en la cabeza en forma de gorra y otra en forma tubular). La cantante completaba su vestimenta con un poncho amplio de la firma Y-3, de unos 1.000 euros.

Junto a ella, el hombre que podría haber influido en ese nuevo estilo: Wissam Al Mana, de 41 años, nacido en Qatar pero criado en el oeste de Londres para trasladarse después a Washington a cursar sus estudios universitarios. Al Mana volvió después a la capital británica para hacer un máster en Económicas y dirigir la empresa de su padre, que comparte con sus dos hermanos. Está al frente de un imperio que controla las tiendas de Zara, Mango o Harvey Nichols en Oriente Medio, y marcas como Hermès o Alexander McQueen. Un conglomerado que le ha generado una fortuna estimada en 1.200 millones. Conoció a Janet Jackson en la inauguración de un hotel en Dubái en 2010 y se casaron dos años después. Desde entonces, apenas se dejan ver en público.

Según el Daily Mail, cuando la cantante visita a su familia política en Qatar nunca lleva maquillaje ni extensiones en el pelo y solo viste ropa tradicional árabe. “Siente que ha encontrado un hogar en su nueva religión y pasa mucho tiempo estudiándola. Sus días de bailes y letras sensuales han terminado”, revela el diario sobre la nueva vida de una Janet Jackson que en los ochenta y noventa fue una de las artistas más importantes con unas ventas de más de 100 millones de discos. Ella sigue sin confirmar si se ha convertido al islam, aunque no sería la primera del clan Jackson en hacerlo ya que su hermano Jermaine también pasó a profesar esta fe al regresar de un viaje a Bahréin hace unos años. Su entorno define a Al Mana como un hombre familiar y muy religioso. En la división alimentaria de su empresa no se vende carne de cerdo ni bebidas alcohólicas para no entrar en conflicto con sus creencias.

Hoy la prioridad del empresario es el embarazo de su mujer. No se sabe exactamente de cuánto está, pero hace seis meses Janet Jackson anunció que posponía su gira, por lo que ese momento podría coincidir con el inicio de la gestación. No anunciaron hasta ahora la noticia —con exclusiva de por medio— ya que por la edad de la cantante se trata de un embarazo de alto riesgo. Sin embargo, no está teniendo complicaciones y se encuentra bien aunque con mucho reposo. “Llevaba mucho tiempo rezando por tener un bebé y por fin ya está en el momento de pensar nombres para él”.

A los 50 años, Janet Jackson será madre primeriza y se convertirá en una de las famosas de mayor edad en dar a luz, siguiendo los pasos de otras como Halle Berry, madre a los 47, o Geena Davis, a los 48. Y de confirmarse su conversión al islam, emularía a otras personalidades como el boxeador Cassius Clay (Muhammad Ali) o el músico Cat Stevens.