Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Isabel Pantoja, libertad y disco

La tonadillera cumple hoy con su condena de dos años a prisión por blanqueo y pone fecha a su regreso a los escenarios

El nuevo disco de Isabel Pantoja
Isabel Pantoja, durante un concierto en Valladolid en 2014. Cordon Press

Isabel Pantoja vuelve. 24 horas antes de que cumpla su condena de dos años por blanqueo de capitales, Universal, su nueva casa de discos, difundía la portada del que es su nuevo disco, Hasta que se apague el sol, el trabajo con el que pretende recuperar su puesto en el panorama musical y dejar atrás años en los que se habló más de ella por sus problemas judiciales que por su carrera. Pantoja regresa también necesitada de dinero tras cumplir con la justicia y por eso planea una larga gira internacional.

Todo está planificado como si de un secreto de Estado se tratase. A la imagen de la carátula del nuevo álbum le acompaña un mensaje que dice: “El próximo 2 de noviembre sabrás todo de Isabel Pantoja”. El cebo anuncia que en esa fecha la casa de discos, que ha fichado a la cantante en esta nueva etapa profesional, pondrá día al lanzamiento del álbum y detallará la gira. Una semana después llegará la gran cita, la más esperada, la reaparición de Pantoja ante la prensa tras años de silencio.

Porta del último disco de Isabel Pantoja. ampliar foto
Porta del último disco de Isabel Pantoja.

Proceso judicial

Y es que desde que se vió involucrada en el proceso judicial que acabó con su ingreso en la cárcel, Pantoja ha huído de los medios de comunicación. Tanto que para evitarlo incluso no acudió al bautizo de su tercer nieto. Que el regreso estaba cerca se barruntó cuando hace dos semanas ejerció de madrina en la boda de su hijo Kiko Rivera y posó para la millonaria exclusiva de la revista ¡Hola! Ese mismo día realizó el primer ensayo general tras salir de la cárcel: ofreció un concierto, dicen que improvisado, de una hora a los 350 invitados al enlace. Los asistentes aseguran que su voz no se ha resentido por el largo silencio, todo lo contrario.

Quienes han visto de cerca a Pantoja aseguran que físicamente ha cambiado. Está mucho más delgada y se ha hecho alguno que otro retoque estético.

Entre el escenario y el papel ‘couché’

Desde que se casó a los 27 años con Paquirri y la muerte del torero año y medio después —casi el mismo tiempo que ha pasado ahora en la cárcel—, la existencia de Isabel Pantoja ha danzado entre el escenario y el papel cuché sin solución de continuidad. Se conocen sus hombres y sus mujeres, sus hijos y tres nietos, sus canciones con sus letras y dobles sentidos. Pero el juicio por blanqueo aportó otros detalles hasta entonces desconocidos, como que facturó 18 millones de euros en 11 años. A sus 60 años, está convencida de que todavía tiene mucha vida que contar y que cantar. Nadie como ella sabe rentabilizar el dolor.

La foto de su nuevo disco la presenta vestida de blanco impoluto con un traje de aire mexicano para hacer honor a los temas del álbum compuestos por su amigo Juan Gabriel. Su rostro aparece difuminado por un exceso de Photoshop que parece querer ocultar los rasgos de una mujer de 60 años.

Desde Universal aseguran que este será uno de los grandes discos de Pantoja pero aportan pocos detalles más. Se sabe que se grabó en México semanas antes de que la tonadillera ingresara en la cárcel de Alcalá de Guadaira. Lo hizo con el apoyo incondicional de Juan Gabriel que sin saberlo le hizo a su amiga su último regalo. El cantante mexicano murió el pasado 28 de agosto. Se acordó de ella en el testamento donde le dejó un enorme piso en el centro de Madrid, además de este disco con el que intentará ser la que durante años fue.