Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido un hombre que escalaba una verja del palacio de Buckingham

El joven que intentaba acceder a la residencia de Isabel II salió un día antes del incidente de un hospital psiquiátrico

El palacio de Buckingham.
El palacio de Buckingham.

El pasado viernes, los guardias que vigilan el palacio de Buckingham (Londres) arrestaron a un hombre que trataba de acceder al recinto escalando una verja. Según ha informado la web Radar Online, se trataba de un paciente de un psiquiátrico, de 22 años, que quería entrar en la vivienda de Isabel II. Mientras escalaba, explica el medio, el asaltante gritaba "conseguiré un arma y lo utilizaré en el palacio para defenderme. Todavía no tengo ninguna, pero la tendré". Cuando aparecieron los agentes, el hombre se negó a decirles su nombre y golpeaba su cabeza mientras le preguntaban. 

El fiscal Kevin Christie ha revelado este martes en los juzgados que el hombre, llamado Daniel Sheehan, fue dado de alta del psiquiátrico Langley Green Hospital el pasado 6 de octubre, y el suceso ocurrió justo el día siguiente. Sheehan se encuentra bajo custodia hasta el próximo 13 de octubre y su estado mental está siendo evaluado de nuevo siguiendo las indicaciones del juez. Según el Telegraph, ningún miembro de la familia real británica estaba en el palacio en el momento en el que ocurrió esta brecha de seguridad.

No es la primera vez que un intruso se cuela en el hogar de Isabel II, poniendo en evidencia la seguridad del palacio de Buckingham. Un periodista del Daily Mirror se infiltró en 2003 haciéndose pasar por un empleado durante los preparativos de la visita de Estado del presidente de EE UU, George W. Bush, a Reino Unido. 

Uno de los casos más famosos es el protagonizado por Michael Fagan, un intruso que llegó a sentarse en la cama de Isabel II, la madrugada del 9 de julio de 1982. Pero es que un mes antes, el 8 de junio, Fagan también había accedido a la residencia real, donde se bebió media botella de vino. Finalmente, un tribunal le absolvió del robo de la media botella y no fue acusado de irrumpir en la alcoba de la Reina