Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Taylor Swift podría ser el clon de una líder satánica de los 80

La nueva conspiración de moda en Internet dice que la cantante es la reencarnación de la sacerdotisa suprema de la Iglesia de Satán. Sí, es disparatado, pero su parecido es bastante llamativo...

Taylor Swift.

Ser la artista que más discos vende del mundo pone a Taylor Swift constantemente en el punto de mira. Y, por supuesto, la convierte en protagonista de mil y un conspiraciones disparatadas. Si hace unos meses era su supuesta condición de diosa aria y musa de los neonazis la que revolucionó las redes, la última teoría difícil de creer la vincula directamente con todo un clásico de las conspiraciones: el satanismo.

Zeena LaVey Schreck

Al parecer, según algunos internautas y demás conspiranoicos, la cantante de Shake it off sería un clon (sí ¡un clon!) de Zeena LaVey Schreck, hija de Anton LeVay, fundador de la Iglesia de Satán. Durante parte de los años 80 Zeena fue la sacerdotisa suprema de dicha Iglesia y se hizo conocida por defender las bondades del satanismo en la televisión americana y en numerosos medios de comunicación de los EE UU.

A pesar de lo disparatado que pueda parecer esto, la teoría se remonta al año 2013 y ya entonces fue publicada por varias webs, pero ha sido en las últimas semanas cuando algunos medios se han hecho eco de ella. En especial lo ha hecho Reddit y, claro, de ahí al éxito viral solo ha habido un paso.

Aclaración: Taylor es la de la izquierda.

El principal motivo que esgrimen los partidarios de esta conspiración es el sorprendente parecido entre la Zeena de los años 80 (cuando era líder satánica) y la Taylor Swift actual. Mismo arco de las cejas, mismos ojos, misma mirada de superioridad… A Zeena la podemos ver en movimiento en este vídeo en el que, por cierto, recibe numerosos ataques en un programa de televisión sin apenas modificar su rictus. Vamos, como la pobre Swift cuando no dejan de preguntarle por sus ex novios.

Como era de esperar,  Youtube se ha llenado de locos vídeos comparando a ambas mujeres y en los que detallan símbolos ocultos  y satánicos en los videoclips de la cantante. Además, para rizar el rizo, algunos creen que el enfrentamiento de Kanye West y Swift no tiene nada que ver con el ego de ambos: se debe a que el marido de Kim Kardashian es un enviado de Dios para luchar contra la diabólica Taylor. Suponemos que es una teoría que se habrá inventado el mismo rapero.

El principal inconveniente para todo este embrollo es bastante relevante: Zeena LaVey Schreck no está muerta. Y, además, acabó renegando de la Iglesia de Satán fundada por su padre y salió de ella en 1990 para convertirse en sacerdotisa del Templo de Set, una iglesia budista. A Zeena, muy activa en redes, no parece hacerle demasiada gracia que le recuerden su pasado satánico ni que la vinculen con Taylor Swift y esta misma semana la ex líder diabólica tuiteó sobre ello. La que, por ahora, no se ha pronunciado ha sido Taylor Swift. Quizás tengamos que esperar para interpretar su respuesta en la letra de alguna de sus canciones…

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.