Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Homofobia

Madrid pelea contra la homofobia

En la capital, que acoge el World Pride 2017, se produce una agresión homófoba cada dos días. En lo que va de año suman 155, pero solo ha habido una veintena de denuncias

Cada dos días se produce una agresión homófoba en Madrid. En la capital —que ostenta el título de capital mundial del Orgullo hasta el verano que viene, cuando celebrará el World Pride y el EuroPride— se han producido 155 agresiones homófobas en lo que va del año, según el Observatorio Madrileño contra la Homofobia, Transfobia y Bifobia. A pesar de ello, a las comisarías solo han llegado 21 denuncias. “Estamos tratando de conseguir que la infradenuncia desaparezca, y que a medida que avance el sistema, más víctimas se atrevan a acudir a las autoridades”, explica José Ramón Murillo, comisario jefe de la Policía Nacional en Getafe, especializado en el colectivo LGTBI. Tan solo una de cada seis víctimas denuncia una agresión. “Tienen miedo, temen ser identificadas por sus agresores y a veces piensan que no va a servir para nada”, dice Rubén López, portavoz de la asociación Arcópoli.

La pena para una persona que cometa un delito de homofobia, considerado un delito de odio, puede ir desde los seis meses hasta los cuatro años de prisión. El agresor de cuatro jóvenes en abril de 2015 tendrá que indemnizarlos con 250 euros a cada uno, por una sentencia del Juzgado de Instrucción Nº 39 de Madrid. “El problema en ese caso, es que el abogado no alegó un delito de odio, por lo que la pena ha terminado siendo por agresión”, explica el comisario. “El mensaje que transmite el agresor es que tú no puedes ser quien eres”, explica López, “hace sentirse culpable a la víctima por darse la mano en la calle o darle un beso en público a su pareja”.

Durante 2015 se conocieron en España 169 incidentes por orientación e identidad sexual, 24 por discriminación por razón de sexo y género, y se produjeron 61 detenciones y 19 imputaciones, según datos del Ministerio del Interior. Hace dos años que comenzaron a llevar un recuento minucioso de los delitos de odio y sus tipologías. En países europeos, que llevan más años trabajando con los delitos de discriminación, las denuncias se multiplican. “En Reino Unido se produjeron 50.000 delitos de odio durante el 2014; en Suecia 4.600… Este año en España contamos 1.326”, explica Murillo. Cuantos más engranajes tiene el sistema legislativo y policial, más víctimas dan el paso de denunciar.

El perfil del agresor es un varón joven, de entre 18 y 30 años. “En muchos casos están relacionados con grupos intolerantes de extrema derecha”, afirma el comisario. El 89% de las víctimas son hombres homosexuales jóvenes. “Pensamos que los agreden a ellos porque son el colectivo más visibles”, afirma López. El momento en que se producen las agresiones suele ser por la noche, durante el fin de semana. “Al salir de la frontera de Chueca, las víctimas se comportan con total libertad, y es cuando los agresores los ven y los atacan”. Desde Arcópoli señalan que el problema podría ser atajado en las aulas. “Muchos de los agresores hace dos o tres años estaban en las aulas. Si reciben educación en diversidad sexual, el problema sería menos grave”, concluye.