Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Keira Knightley confiesa que usa peluca

La actriz ha revelado a 'In Style' que, debido al tinte, su cabello comenzó a caerse y tuvo que usar postizos durante cinco años

Keira Knightley en una gala en honor a Valentino, en diciembre de 2015.
Keira Knightley en una gala en honor a Valentino, en diciembre de 2015.

Keira Knightley acostumbra a lucir un look sencillo y natural en las alfombras rojas, desde la ropa, el maquillaje o el peinado. Pero este último tiene truco, según ha revelado la propia actriz en una entrevista para la edición británica de la revista In Style: "Me he teñido el pelo de todos los colores imaginables para diferentes películas. Me fue tan mal que mi pelo, literalmente, se cayó. Así que durante los últimos cinco años he utilizado pelucas, lo que ha sido lo mejor que le ha pasado a mi cabello", confiesa la protagonista de Orgullo y prejuicio

Desde que su cabello comenzó a caerse, Knightley tomó una decisión: no volver a someterse a cambios radicales de look capilar. La intérprete, de 31 años, tuvo un hijo el pasado año y desde entonces, explica en la entrevista, su pelo se ha vuelto más grueso. "Mi pelo natural es alborotado y rizado, y desde que tuve al bebé se ha vuelto 10 veces más grueso. Ahora se me enreda un montón", afirma. 

Estas declaraciones llegan dos meses después de que el director de cine John Carney contara en una entrevista para The Independent que, tras trabajar con Knightley en Begin Again (2014), se sintió "desencantado". "No es que odie lo que es Hollywood, pero me gustaría trabajar con actores adecuados para las películas, en lugar de con estrellas de cine. No quiero menospreciar a Keira, pero es duro ser actor y ello requiere un cierto nivel de honestidad y análisis de uno mismo y definitivamente no creo que ella estuviera preparada para eso en la película", afirmó el cineasta. 

Las disculpas llegaron más tarde a través de Twitter. Carney publicó una captura de pantalla de una nota escrita en su teléfono móvil en la que pedía perdón por sus palabras y aseguraba haber tenido un comportamiento "lamentable, arrogante e irrespetuoso": "Me avergüenzo de mí mismo por las cosas que dije y he estado intentando darme cuenta de lo que dicen de mí. Al tratar de encontrar fallos en mi trabajó acabé culpando a otros", escribió.