Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bradley Cooper no entiende el enfado de sus fans republicanos

Los seguidores de 'El francotirador', película que protagoniza, han enfurecido después de que el actor acudiera a la convención demócrata

Bradley Cooper en el estreno de 'Joy' en Nueva York, en diciembre de 2015.
Bradley Cooper en el estreno de 'Joy' en Nueva York, en diciembre de 2015.

Bradley Cooper decidió acudir con su madre y su novia, Irina Shayk, a escuchar el discurso que dio la semana pasada el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la convención demócrata, celebrada en Filadelfia, su localidad natal. Lo que no podía imaginar era que su presencia en el iba a molestar a numerosos seguidores republicanos, ya que, dicen las quejas, Cooper interpretó en 2014 al protagonista de El francotirador, un soldado a favor del presidente George W. Bush que combate en Irak. Además, la cinta fue dirigida por Clint Eastwood, un republicano confeso que ya ha dado su apoyo público a la campaña del candidato Donald Trump

El intérprete se ha mostrado sorprendido en el programa The Late Late Show, de James Corden, ante la reacción de sus fans: "Los republicanos se han enfadado porque fui a escuchar al presidente. Estaba realmente excitado", ha dicho Cooper en la televisión. El director de Resacón I, II y III, Todd Phillips, se unió al discurso de su compañero poniendo un ejemplo: "Eso es como si la mafia estuviera enfadada con Robert de Niro por hacer El becario", dijo. 

Cooper y Phillips también han hablado en el programa de James Corden de la cena que compartieron con el presidente Bill Clinton cuando estaban rodando Resacón en Tailandia. El director de cine ha relatado que el esposo de la actual candidata demócrata a la presidencia de EE UU, Hillary Clinton, reconoció que era muy fan de las películas. 

Mientras algunos usuarios de Twitter han amenazado con dejar de ver las películas en las que actúe Cooper, otros se han tomado con gracia la reacción de los seguidores. Y es que, a pesar de que era notorio que el intérprete había donado fondos para la campaña de Hillary en 2008, muchos creían que su ideología política era republicana, basándose en su papel de El francotirador. Y ahora se han llevado una decepción.