Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ska italiano que ama a Ringo Starr

La banda de ska más importante de Europa canta en italiano, su cantante chupa calcetines mojados antes de cada concierto y muestran su admiración por el Beatle menos querido

El grupo de ska Talco

 “Domadores del voto, gracias, pero no sé cómo vivir de bromas falsas”. Como si de un presagio político de su país se tratara, el grupo italiano de ska, Talco, quiere hacer de sus letras los nuevos poemas del siglo XXI. Seis jóvenes que se juntaron en 2005 en un pueblo cercano a Venecia y han conseguido con sus temas que media España esté dando saltos en la lengua de Umberto Eco. Aman a Iron Maiden y Queen como también a The Beatles, y lo cuentan sin recelo, antes de su concierto de este jueves en la localidad abulense de Candeleda dentro del festival Shikillo. Hablan todos a la vez, se interrumpen, y nosotros lo único que queremos preguntarles es por su amor por Ringo Starr.

Estáis haciendo que todo el mundo escuche más música en italiano ahora que con La Solitudine de Laura Pausini. ¿Qué tiene de herencia melódica vuestra música?

Todo lo que pasa por nuestro país tiene una influencia musical y cultural muy propia, tenemos una tradición melódica que también llega a influir en el ska. Nosotros, aunque no hubiéramos nacido en Italia, al venir aquí, hubiera terminado dejando un poso en nuestra música. El ska es una música muy alegre y de fiesta.

A esto ayudará imagino la propia sonoridad de su idioma, que hace que sus estribillos se repitan fácilmente por todo su público.

El italiano tiene la suerte de ser un idioma muy musical, poético y blando, es uno de las lenguas más musicales del mundo. Siempre me permite escribir tonterías o cosas más banales.

Van a tocar ahora en un festival (jueves 4 en el Shikillo de Candeleda, Ávila), con vistas a la Sierra de Gredos. ¿Tienen plan para después del concierto?

Nos encanta tocar al lado de un parque nacional tan importante, después puede que nos vayamos a hacer trekking y caminar por el monte [risas]. Somos campesinos de ciudad.

ESE AMOR POR RINGO STARR

Con más de 67.000 seguidores en Facebook, Talco se han convertido en la banda de ska más importante de Europa. Siete discos en su currículum, el último ‘Silent Town’ (2015) y una fama de chicos despistados que improvisan en cada gira, aunque en el camino se den cuenta de que alguno de sus miembros no está en la furgoneta. En 2010, cuando el club de fútbol Sankt Pauli de Hamburgo (Alemania) les invitó a un concierto por su centenario, Jesús, el guitarra no pudo acudir y en su lugar contrataron a tres brasileñas para que bailaran, nadie se dio cuenta de que falta uno de sus miembros. Precisamente a este club de fútbol, famoso por su militancia social, su ideología de izquierdas y tener entre sus socios a buena parte del mundo del rock europeo, dedicaron una canción con frases como “Al borde de un camino, una carrera de locura contra la amarga xenofobia […] dentro de las murallas alegres de las gradas del Sankt Pauli”. 

En otra ocasión, les pararon en la frontera de Suiza y un policía le preguntó a Nico (batería) si tenía DNI, ante la negativa, el músico contestó “tengo un iphone”. Llevan más de 200 conciertos en los dos últimos años, antes incluso de hacer una gira por sus diez años en los escenarios, incluyendo una edición de un disco en directo de dos noches en Pamplona. Dema, el cantante, siempre se chupa unos calcetines mojados antes de sus conciertos, “por prescripción médica”, y no esconden su lucha interna por a qué miembro de The Beatles admiran más.

¿Qué tiene que ver el ska con The Beatles, que siempre lo mencionan en todas las entrevistas?

¡Nada! [risas]. No nos sale ni una canción de ska o reggae de ellos [piensan]. Bueno, sí, quizá una parte de ‘You know my name’, es una canción tan loca y rara que merece ser escuchada una vez en la vida.

¿Es cierto que Nico (batería) es un gran seguidor de Ringo Starr?

Sí, mucho. Todos hacen bromas sobre él porque tocó con tres enormes de la música, y él seguramente contribuyó muy poco, pero tampoco es fácil acompañar a los genios, dejarles todo el espacio que necesiten sin resultar monótono y plano. Él tocó detrás de cada melodía, fiel a su ritmo y solo acentúa lo necesario, y siempre con mucho, mucho Groove.

Parece que se siente identificado…

Ringo es zurdo pero tocaba con un set derecho, por eso todos sus acordes suenan raros. Yo también hago ese giro con las manos en muchas canciones de Talco.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.