Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÍTICA | 'MI VIDA A LOS SESENTA'

La madura maternidad

El filme expone reflexiones del machismo, la soledad y el ocaso físico de hombres y mujeres

Mi vida a los sesenta
'Mi vida a los sesenta'  La actriz Iris Berben protagoniza a Louise, el personaje principal del filme.

MI VIDA A LOS SESENTA

Dirección: Sigrid Hoerner.

Intérpretes: Iris Berben, Edgar Selge, Carmen-Maja Antoni, Björn von der Wellen.

Género:Comedia. Alemania, 2014.

Duración: 96 minutos.

A una bióloga prejubilada de 60 años su jefe le espeta el día de su marcha: "¿Te vas de la empresa después de 30 años aquí y no has hecho ni una amistad?". A lo que la mujer responde: "¿Pero esto qué es, Facebook?". La brecha generacional, laboral, social y moral es tan evidente en apenas un diálogo que da para una película. Y ahí se acerca la alemana Mi vida a los sesenta, comedia en la línea (algo pesada ya) de identificación y estereotipo que domina el cine comercial europeo, pero que, aun con sus desajustes y desvaríos, que son bastantes, contiene una saludable reivindicación de la mujer madura que en un determinado momento de su vida busca nuevas sorpresas, entre ellas la maternidad a (des) tiempo.

De estructura clásica (o convencional), con canciones pop (de buen gusto) en las transiciones entre secuencias, y una puesta en escena con notables detalles (la búsqueda de la simetría en el encuadre, la huida del plano-contraplano con escorzo), Mi vida a los sesenta abusa del extendido recurso a la casualidad, y cuanto más loca se pone con el humor físico, peor resulta. Sin embargo, cuando se calma y, entre la dudosa jocosidad de sus relaciones sentimentales a dos bandas, expone serias reflexiones acerca del machismo, la soledad y el ocaso físico de hombres y mujeres, la visión que se tiene, lamentablemente distante, entre buena parte de la sociedad de cada uno de ellos, la película se eleva. Quizá no sea mucho en una producción cuyo objetivo principal es la risa, pero al menos te ayuda a llegar hasta el final.