Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva vida de Macaulay Culkin

Retirado desde hace 10 años, el precoz actor que hoy huye de la fama concede su primera entrevista en una década y niega todos los rumores sobre adicciones

Macaulay Culkin, durante un concierto de The Pizza Underground en Chicago
Macaulay Culkin, durante un concierto de The Pizza Underground en Chicago

Hace más de una década que Macaulay Culkin no estrena una película comercial. ¡Salvados!, en 2004, fue la última y hace 20 años que el actor neoyorquino, de 35 años, tuvo su último gran éxito, El guardián de las palabras. Tenía 14 años y llevaba 10 actuando cuando anunció que se retiraba. Se emancipó legalmente de sus padres. Estaba cansado de ser una estrella infantil y no quiso ser un ídolo juvenil. Se casó, se separó. Creció. Y 22 años después de aquel final con Hollywood, aún tiene que salir a pasear de madrugada para evitar las cámaras de los paparazis y curiosos.

El protagonista de Solo en casa vive ahora entre París y Nueva York para darle esquinazo a una fama que ya no quiere. Así lo ha dicho en la primera entrevista en profundidad que ha concedido en casi una década. “No vuelvo mi espalda [a la fama], no la quiero. Los paparazis vienen detrás de mí porque no me vendo”, dice a The Guardian, sin entender aún a qué se debe ese interés y fascinación por su persona.

El actor Macaulay Culkin, el pasado marzo, trata de evitar a los fotógrafos por las calles de Nueva York.
El actor Macaulay Culkin, el pasado marzo, trata de evitar a los fotógrafos por las calles de Nueva York.

Precisamente esta semana, la actriz y actual mujer de Ashton Kutcher, Mila Kunis, quien antes fue la relación sentimental más larga de Macaulay Culkin, de 2004 a 2011, explicaba en una entrevista radiofónica que los fans del actor “actuaban con él de una manera anormal”. “Era tan famoso que no podías ir por la calle con él. Provocaba una extraña atracción. Los fans le gritaban, no sabían cómo actuar”, contó. No se casaron porque estaban en momentos filosóficos y vitales distintos.

¿Y en qué momento estaba entonces Macaulay Culkin? Mientras Mila Kunis subía su caché en Hollywood, Culkin no quería saber nada del cine. Ya le habían arrestado por posesión de marihuana, y las fotos de su delgadez y dejadez en su manera de vestir disparaban los rumores sobre sus adicciones. Unos rumores que, cada cierto tiempo, si un paparazi le pilla en un mal día vuelven a extenderse por todo el mundo. En 2012 le pasó de nuevo. “No, no me gastaba 6.000 dólares en heroína al mes”, dice ahora en la entrevista que ha concedido para hablar de su “regreso”.

Un regreso ficticio. Porque insiste en estar “retirado” de la interpretación. Solo trabaja con amigos, como Adam Green, con quien ha rodado la surrealista Adam Green Aladdin. O hace cameos esporádicos, como el que hizo en Zoolander 2, interpretándose a sí mismo. Incluso participa en algunos anuncios. Pero ahora mismo prefiere seguir centrado en buscar la felicidad y en otras de sus facetas artísticas: pinta, escribe, canta y compone. Publicó una novela en 2006, Junior. Y ahora tiene un grupo de música, The Pizza Underground, con el que versionan a la banda Velvet Underground adaptando las letras con la palabra pizza y todo lo relacionado con esta comida italiana. ¿Por qué lo hace? Por reírse de sí mismo, y del vídeo viral que surgió de él comiendo pizza en 2013, cuando hacía dos décadas que había querido separarse del Macaulay Culkin que fue. Y en el que se ha quedado atrapado aunque no quiera, pero de quien tampoco se arrepiente.

Más información