Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Macarras, gays o heroicos: así son los nuevos curas según las series de éxito

El último en ponerse un alzacuellos es Rob Lowe en 'Tú, yo y el apocalipsis', que se estrena hoy en España. Pero no es el único sacerdote al que tendrás ganas de excomulgar...

Rob Lowe en 'Tú, yo y el apocalipsis'

Seis series actuales demuestran que sus guionistas lo que se dice rezar, rezan poco. Los hombres religiosos que en sus tramas de ficción pretenden guiarnos por el buen camino nada tienen que ver con el arquetipo idealizado de buen samaritano y resultan más pecadores que tú y que yo juntos. Malhablados, borrachines, en constante duda… Paradójicamente, sacan lo peor del espectador, que, gustoso, haría una colecta, pero para que oficiasen su última misa. Gana por pesado el pastor Tim de The Americans (de tan bueno, mosquea) pero le salva que es un megasecundario y por eso no aparece en esta lista de los curas más odiosos de la ficción televisiva.

El cura cínico

¿Dónde? Tú, yo y el apocalipsis (Sky 1)

¿Quién es? Un cometa se acerca a la Tierra, es el Día del Juicio Final. Antes de que veamos las consecuencias, un flashback nos remonta a 34 días antes, cuando uno de los protagonistas, el padre Jude, entrevista a una monja en el Vaticano. Ver al guaperas con cara de guasa Rob Lowe con sotana canta y mucho. Pero la gracia no se queda sólo en el físico. “¿Quién cojones eres tú?” es la primera perla que le escuchamos decir, mientras fuma y apaga el cigarrillo en la pila bautismal. A este “promotor de la fe, abogado del diablo”, según se hace llamar, le viene grande el puesto. Va de rebelde, maldice, es un cínico y un escéptico en potencia, hasta que, claro, se le avecina el dichoso cuerpo celeste sobre la cabeza. Su momentazo: hacer llorar a la monja cuando insinúa que decidió ingresar en el convento porque estaba gorda y no se comía un colín. Colega, tú sí que mereces la extinción. Canal+ Series estrena Tú, yo y el apocalipsis este viernes.

El cura entusiasta

¿Dónde? Outcast (FOX)

¿Quién es? La recién estrenada serie del creador de The Walking Dead, Robert Kirkman, nos presenta al reverendo Anderson en plena timba de cartas, organizada en su casa del aburrido pueblo de Rome (Virginia), con dos policías de la misma cuerda, fumándose un piti y bebiendo cervezas a dos manos. Que le interrumpan porque hay un chaval que ha sido poseído por el diablo como que le viene un poco mal aquella tarde. Detrás de esa fachada de tipo sin afeitar, con traje y sin corbata, se esconde un “guerrero entusiasta” de los exorcismos (según sus propias palabras), con su agua bendita y su cruz en la mano. Aunque de expulsar al demonio, nada de nada, pues necesita de refuerzos para acabar con el maligno. ¿Su gran aportación reflexiva? “Los demonios juegan sucio”. Por favor, que la niña de Poltergeist se lo lleve pronto.

El cura cobarde

¿Dónde? The Walking Dead (FOX)

¿Quién es?  Robert Kirkman ya se había imaginado a un cura ante el cataclismo zombie: el padre Gabriel. ¡En qué hora! No hay encuesta al personaje más detestable de The Walking Dead en la que no aparezca copando los primeros puestos. A este repelente hombre de Dios le conocemos subido a una roca en la quinta temporada, pidiendo auxilio. Los zombies le acorralan y sigue temblando de miedo a pesar de ser rescatado por Rick y los suyos. “La palabra de Dios es lo que necesito”… “Dios aborrece la violencia”… responde cuando le preguntan si lleva armas. Es purita contradicción. ¿Cuántas veces pondrá a los supervivientes en peligro? ¿Cuántas bromas fuera de lugar tendremos que aguantarle? Pues ahí sigue a pesar de que su sentido del humor deje tanto que desear. Sólo por esto, y por sus muecas constantes de fingido dolor, tendría que ir de cabeza al infierno.

El cura macarra

¿Dónde? Preacher (AMC)

¿Quién es? Un predicador con apariencia de rockabilly, tatuajes, tupé, botas de cowboy y puntas metalizadas en el cuello de la camisa. Todo lo que mola en apariencia, lo resta cuando sube al púlpito: sus sermones aburrirían hasta al mismísimo Flanders. “Rezaría si alguien me escuchase”, se dice convencido de su propia incredulidad. Ni está a la altura de su padre, también cura, ni sabe controlar su ira. Toca fondo en ese mugriento bar de su pueblo, Annville (Texas), cuando se enzarza en una pelea a puñetazos que le llevará al calabozo. Normal que esté a punto de confesarle a su parroquia que tira la toalla. Seth Rogen y Evan Goldbergs (artífices de Superfumados) versionan el gamberro cómic de culto que se vuelve más radical cuando el predicador es poseído por un ser de otro planeta llamado Génesis que le da una fuerza mental sobrenatural. Llegados a este punto nos da mucha fatiguita ver al diablo de buen rollo.

El cura enigmático

¿Dónde? El exorcista (FOX, sin fecha de estreno)

¿Quién es? Por si no teníamos suficiente con uno sólo, en este revival de El exorcista, la popular novela de 1971 de William Blatty, es una dupla de curas los que toman las riendas del asunto satánico. La hija de una de las feligresas (interpretada por una Geena Davies con la angustia inyectada en botox) está tan poseída que necesita doble ración de adoctrinamiento. Uno de ellos, el padre Ortega, tiene un pase: entendemos su canguelo y que recurra a la ayuda de un colega. Pero es el otro, el tal padre Brennan, del que poco (o nada) sabemos, pues en el primer adelanto de la serie sólo se insinúa que los sortilegios para acabar con el anticristo no le son del todo ajenos. ¿Quién será este cura tan misterioso, que mira al infinito cuando le piden ayuda, cual efigie divina? Brennan, baje esos humos.

El cura mentiroso

¿Dónde? Impastor (TV Land)

¿Quién es? Ni es cura ni pretende serlo. Buddy es sólo un tipo con problemas, que debe dinero a unos matones y al que planta su novia. Con una cerveza de más y sin nada por lo que merezca la pena vivir, toma el camino más corto y decide suicidarse. Cuando está a punto de tirarse de un puente, el tipo que intenta socorrerle es el que cae y muere, ofreciéndole la oportunidad de suplantarle. Comedia negra en estado puro, para qué queremos más. Con lo que no cuenta Buddy es que esa segunda oportunidad pasa por tener un nuevo trabajo: ser el cura l de una congregación conservadora. En este enredo surrealista, en el que la honestidad brilla por su ausencia, el impostor es el rey de la mentira y su rebaño, unos ilusos que de tan naíf que son, duele.

La segunda temporada de Impastor se estrena el 26 de junio en EE UU.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.