Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ana Rujas: “He procurado no volverme una actriz loca”

La madrileña actúa en ‘¿Qué sabes tú de mis tristezas?’. Una obra que ha montado junto a tres compañeros de la escuela de interpretación Estudio Corazza con los que ha formado la compañía Beavoir

Ana Rujas en una campaña de The Hip Tee.

“Si la gente viene a verme a ¿Qué sabes tú de mis tristezas? creo que les va a cambiar el concepto que tienen de mí como actriz”. Lo dice Ana Rujas a sabiendas de que su registro dramático ha estado poco visible en los proyectos televisivos en los que ha participado. ¿Qué sabes tú de mis tristezas? es la obra que Rujas ha montado con Beauvoir, la compañía de teatro que tiene junto a tres compañeros de Estudio Corazza. Un lugar que le sentó “las bases de la actriz que es hoy”. Aunque comenzó a estudiar interpretación con 16 años y a los 18 empezó a trabajar es ahora, con 27 años, cuando se siente actriz de verdad.

En el montaje, la actriz interpreta a Ana Belén: una mujer que huye de su pueblo tras sufrir un desamor y una pérdida que le marcará de por vida: “Me he enamorado mucho y he puesto algo de mi vida en el texto. Pero no soy Ana Belén, ni mucho menos. Y añade: "El texto es un proceso y un viaje. Este papel me permite hacer un trabajo que hasta la fecha no había podido hacer”. ¿Por qué? “Quizá por mi físico y porque lo que he hecho ha sido muy distinto. Para mí este proyecto es muy grande a pesar de que sea muy pequeño. Este es el camino que quiero llevar y que quiero tener. Lo tengo claro”.

Interpretar el sufrimiento sin hacerse daño

A la actriz se le iluminan los ojos –de un color turquesa que, honestamente, impresionan al verlos de cerca– cada vez que habla de su profesión; un oficio en el que cree que trabajará más cuando la empiecen a conocer “por el boca a boca” gracias a papeles dramáticos como el que interpreta en ¿Qué sabes tú de mis tristezas?. Admite que no se refugia en el psicodrama, ni necesita “dos horas” para prepararse antes de abordar una escena convulsa: “Jamás he vivido un proceso interpretativo a través del proceso personal. Sé diferenciar entre el proceso personal y el profesional”.

Ana Rujas, en el papel de Ana Belén, durante una escena de la obra '¿Qué sabes tú de mis tristezas?'

La charla con Ana Rujas tiene lugar en un bar de La Latina: ese barrio de Madrid que desde hace años se ha convertido en refugio para algunos actores en paro que trabajan como camareros para pagar sus facturas. La última vez que vimos a la madrileña en televisión fue hace dos años en la serie Ciega a citas. Suele ocurrir que cuando una actriz deja de salir en televisión –o no acude a los numerosos eventos de la noche madrileña y sale constantemente en prensa– para el público es como si dejara de existir: “Creo que lo he llevado bien. He estado muy centrada en no perderme, en estudiar y en seguir haciendo teatro porque es lo que está en mi mano y es lo que más confianza me da”. ¿Crees que la profesión es más tirana con las arrugas o con la falta de talento? “Quiero pensar que la profesión no va a tener tiranía con el talento de un actor; sea joven o sea viejo”, dice rotunda.

Ana Rujas tiene dos películas pendientes de rodaje pero prefiere no contar nada sobre ellas. De lo que sí habla es de una de las pruebas que tuvo que hacer para uno de los filmes. Fue con Alejo Moreno, director del programa Días de cine. ¿Qué significa un sí después de que te hayan dicho tantas veces no? “Joder, pues que no me lo creía. Ha habido muchas veces que me han dicho no y estaban muy cerca de decirme sí. Siempre he sido muy buena estudiante. Me lo curro mucho. Nunca he suspendido un examen en mi vida. ¡Imagínate lo que ha sido que me hayan dicho ‘no’ en esta profesión! El esfuerzo siempre ha estado presente, por eso nunca he dejado de formarme”.

Rujas dice que sus padres –ella trabajadora social y él dedicado a las artes gráficas– le han hablado de la vida a ella y a su hermana, una bióloga recién llegada de Costa Rica "de un viaje personal muy bonito" y “de lo importante que es el esfuerzo y lo pequeño, no lo grande”. Una táctica, la de sus progenitores, que le ha tenido sujeta a la realidad en los picos más altos de fama durante su época televisiva: “Quizá, al principio, todo fue demasiado fácil. He valorado mucho más todo después de haber estado estudiando y de haber parado. Creo que todo pasa por algo”. Y remata: “He procurado no volverme una actriz loca y tener los pies en la tierra”.

Próximas funciones de '¿Qué sabes tú de mis tristezas?'

M.B

La obra independiente ¿Qué sabes tú de mis tristezas?, de la compañía Beauvoir, se representará en La pensión de las pulgas (Huertas, 48) durante dos fines de semana:

Junio: días 25 y 26 (sábado y domingo).

Julio: días 2 y 3 (sábado y domingo).

Hora: 21'30

Precio de entrada: 15 euros

Para más información, pincha aquí

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.