Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

A Victoria Beckham le cerraban el micrófono con las Spice Girls

La ahora diseñadora admite que en los directos del grupo británico anulaban su voz

Victoria Beckham
Victoria Beckham, en una actuación de las Spice Girls en 2000.

A Victoria Beckham nunca le importó demasiado admitir sus limitaciones como vocalista en los tiempos de las Spice Girls, pero ahora ha ido más allá revelando que los productores le apagaban el micrófono durante las actuaciones en directo de la banda británica. Tres lustros después de la disolución de uno de los grupos femeninos más exitosos de la historia del pop, la que fuera conocida como la Spice pija apostilla, sin embargo, que “quien ríe el último, ríe mejor”, en alusión a su nueva y exitosa carrera como diseñadora.

“Finalmente, mi micrófono está conectado”. Es la metáfora a la que recurrió Beckham durante una entrevista la noche del jueves para ilustrar cómo su desembarco en el mundo de la moda le ha permitido ser tomada en serio y, al tiempo, desmarcarse de aquel pasado musical en el que no se sentía cómoda. Estas declaraciones parecen confirmar su rechazo a participar en el rumoreado regreso a escena de las llamadas “chicas picantes” para celebrar el vigésimo aniversario de la formación, a finales de año, junto Emma Bunton, Geri Halliwell Melanie Brown y Melanie Chisholm.

Las Spice Girls, de izquierda a derecha: Victoria Beckham, Melanie Chisholm, Gerri Halliwell, Emma Bunton and Melanie Brown, en 2007.
Las Spice Girls, de izquierda a derecha: Victoria Beckham, Melanie Chisholm, Gerri Halliwell, Emma Bunton and Melanie Brown, en 2007.

Porque Victoria (apellidada Adams hasta su boda con el futbolista David Beckham, en 1999) ha pasado página de aquel fenómeno que fue tanto o más una imagen que un proyecto musical. Al menos en su propio caso: “En nuestros conciertos, solían apagarme el micrófono y dejar que las demás cantaran”, reconocía durante una velada en la National Portrait Gallery de Londres, con ocasión de una muestra que conmemora el centenario de la edición británica de la revista Vogue. Lo dijo sin un ápice de acritud y rememorando también unos tiempos en los que –aparte de hacer playback durante las actuaciones- pudo empezar a dar rienda suelta a su conocida pasión por la ropa, acaparando el grueso del presupuesto para vestuario de la banda, dado que sus cuatro compañeras se decantaban por prendas de bajo coste.

Victoria Beckham, en una gala.
Victoria Beckham, en una gala. CORDON PRESS

A punto de cumplir los 42 años, la hoy madre de cuatro retoños, propietaria de una empresa con un centenar de empleados y receptora en dos ocasiones de los premios de la industria de la moda británica, ha reconocido que la primera vez que se sintió famosa y profesional de éxito fue en calidad de diseñadora. Las razones por las que relativiza la etapa anterior, aquella que propulsó su nombre de la mano de las Spice Girls y los 80 millones de discos que vendieron en todo el mundo, están ahora preclaras: a Victoria Beckham no le permitían entonar una sola nota.

Más información