Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Huérfanos del bien

La maldita guerra civil en Siria deja desamparados y huérfanos a los vulnerables niños que la padecen y que son el blanco inocente de ráfagas indiscriminadas de todo tipo de endemoniados proyectiles. Esta vez, le ha tocado a él. Un ángel de la guarda. Un hombre abnegado y bueno, que tanto cariño ponía en el desempeño de su profesión como pediatra, al que le han segado la vida las bombas asesinas. Dedicado por completo al cuidado de sus angelitos, el doctor Mohamed Wasim Maaz murió valientemente en el Hospital Infantil de Alepo, bombardeado por los intereses contrarios a la bondad. El enfrentamiento entre el bien y el mal, en esta descabellada batalla del absurdo, se nos lleva a un luchador del amor por la vida de los inocentes. Descanse en paz.— Jesús Sánchez-Ajofrín Reverte.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.