Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

No es una película: estas imágenes son reales

Un estabilizador de imagen consigue grabar un vídeo "sólido como una roca" a 550 kilómetros por hora

Fotograma de la grabación aérea a 550 kilómetros por hora.

Parece una película, pero en esta grabación no tiene detrás un presupuesto millonario para efectos especiales. El secreto está en un estabilizador de imagen, bautizado como GSS c520, que ha conseguido grabar imágenes, en palabras de Blue Sky Aerial, "sólidas como una roca". Esta compañía sueca especializada en grabar imágenes en el aire es la que ha asumido el reto: conseguir grabar a 550 kilómetros por hora sin vibraciones. Hasta ahora los sistemas de estabilización de imagen se habían probado en helicópteros a una velocidad máxima de unos 240 kilómetros por hora. La cámara en la que se ha probado este experimento era una Red Dragon 6K con un objetivo Canon 30-300mm, que iba instalada en un avión Saab 105. El editor Peter Segerfeldt, manejaba el equipo sin cables, a través de un módem desde el asiento trasero del birreactor: "Fue un sueño hecho realidad", afirmó Peter, después del vuelo. "No podría haber ido mejor, no hubo problema por la velocidad y grabó perfectamente las panorámicas, incluso boca abajo". A pesar de haber una temperatura de 20 grados negativos del exterior, la grabación fue un éxito y las imágenes son espectaculares.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >