escucha esto

SXSW, la nueva meca del 'indie' español

El festival texano radicado en Austin, South By Southwest, ha acogido conciertos de The Parrots, Lois, Hinds o Los Nastys. Y también al madrileño John GRVY, que nos resume su experiencia en primera persona

John GRVY durante su concierto.
John GRVY durante su concierto.

Tras más de dos horas de retraso en el vuelo, cerca de 10 horas en el aire con escala en Dallas incluida y una maleta perdida (con final feliz, apareció a la mañana siguiente) llegamos a Austin, Texas. Una ciudad, en palabras de nuestra host, que estaba en auge desde hacía unos años. “Está sufriendo un pequeño boom tecnológico”, me comentó mientras nos conducía, después de recogernos del aeropuerto, hacia un burger. “Ahora mismo a Austin están llegando un montón de jóvenes y empresas relacionadas con la comunicación y las nuevas tecnologías. Y junto a todos los festivales de música y cine la ciudad esta sufriendo una inmigración nacional fuerte de jóvenes con talento y creatividad, es una ciudad muy arty ahora”.

Su casa, dónde nos hospedaríamos durante toda la semana, estaba situada en la East Side en el barrio de Rosewood. Una zona en la que antiguamente sólo vivía gente con baja disposición económica (mayoría negros) pero que debido a la reciente demanda ciertos barrios como ese sufrían el proceso de gentrificación. “Es cuándo en una zona que antiguamente era habitada por personas pobres otros segmentos sociales con más capacidad adquisitiva empiezan a comprar casas y poco a poco van echando a los residentes iniciales”. Mónica, nuestra host, es caucásica, tiene un grado en arte y tiene un abuelo español aunque afirma que no sabe hablarlo.

Siempre que hablo en primera persona del plural incluyo también a Pablo componente de LWLGHT, el dúo de productores que trabajan conmigo y me acompañan en directo. Alex no pudo venir por complicaciones con el visado.

Pero a Austin no sólo fuimos Pablo y yo desde Madrid. Junto a nosotros nuestros amigos The Parrots, Lois, Hinds y Los Nastys, ( ambos últimos ya de gira en EE.UU.) cruzamos el charco para hacer lo que más nos gusta y lo que más nos une. Música. Para mi siempre quedará marcado en mi memoria cómo un grupo de amigos de Madrid, deambulantes nocturnos, hemos llegado a Estados unidos para participar en el mismo festival tras años de echarnos la mano los unos a los otros en nuestros distintos proyectos. Además estaban Joan y Sebas (nuestros managers) y Gus, la comitiva de Ground Control)

El martes al medio día fuimos a recoger las acreditaciones y nos acercamos a ver a los Parrots, el sol era abrasador. Después del concierto nos retiramos a la casa a descansar ya que esa misma tarde teníamos el primer concierto. A las 18:10 estábamos montando ya el equipo en Maggie Maes, una especie de terraza situada en la 6th Street, el pulmón del festival y la calle más concurrida de Austin durante esa semana. Antes de nuestra actuación Kristin Kontrol de las Dum Dum Girls se encargo de poner música, un señor de unos 70 años vestido de traje negro no paraba de fumar canutos y andar de un lado a otro en el backstage, cientos si no al menos muchas decenas de personas con acreditaciones profesionales (prensa e industria musical) abarrotaban la sala y otros tantos no podían entrar, era la fiesta oficial de inauguración del SXSW y lo inauguraba yo. Un chico de Illescas.

Después de tocar fuimos a ver a Los Nastys y a mitad de concierto decidimos ir a ver a las chicas (Hinds) que tocaban en el Hype Hotel de la web Hype Machine.

"Si hay algo de cierto en la mitomanía de Estados Unidos es que todo es más grande en Texas"

Si hay algo de cierto en la mitomanía de Estados Unidos, y sobre todo en el sur, es que todo es más grande en Texas. Todo eso lo descubrimos el miércoles por la mañana. Fuimos a recoger a Alizzz, nos escribió días atrás así que hicimos de comitiva de bienvenida y fuimos a la carpa de Sounds from Spain. Allí coincidimos con más amigos españoles como los Sexy Zebras y las gallegas Agorafobia.

El miércoles tocamos en Lamberts, un restaurante de dos plantas con luz tenue y un pequeño escenario en la parte de arriba, situado en la parte céntrica de la ciudad bajo rascacielos y alejada del bullicio de la 6th Street. Glen nuestro contacto de la SESAC (organizadora del evento) al cual conocimos el pasado de año en el Monkey Week nos invitó a unas hamburguesas para cenar (la cuarta en dos días y mi dieta no varía mucho de aquí en adelante). Después de nuestro concierto vi algo que pensé que jamas llegaría a ver. Un concierto de Iggy Pop. Justo en frente de Lamberts. Vimos después los conciertos de Femme y el rapero canadiense Tory Lanez.

Tratando de conseguir un Uber me crucé con Aluna de AlunaGeorge y no pude evitar pedirle una foto cual fan que soy. Definitivamente esto es el SXSW.

El jueves estuvimos Pablo, Sebas y yo tomando el brunch en el Hotel Driskill, el hotel más antiguo de Austin, invitados por Glen y organizado por la SESAC. Allí me crucé con Twin Shadow y me puse a hablarle sobre Madrid. Ese día volvimos a quedar con Alizzz y tras ser entrevistados por la web Neoyorquina Remezcla fuimos a la venue de Youtube y pude ver a uno de mis heroes musicales actuales. Blood Orange.

El viernes decidí descansar hasta la hora nuestro concierto, era el último. El showcase de Remezcla en Swan Dive, una doble sala con una de ellas al aire libre. Estaba lloviendo y los rayos azotaban el cielo tejano. El festival ordeno suspender momentáneamente todas las actividades al aire libre y temimos por que no cesase la tormenta eléctrica pero no fue así y sí fue el mejor concierto de la semana y de nuestra primera aventura en Estados Unidos.

El sábado lo dedicamos a pasear por la ciudad y relajarnos con nuestra vigésima Lone Star de la semana en un bar mientras charlábamos con unos argentinos que conocimos hacía dos noches. Después nos acercamos a ver nuestro penúltimo concierto del Festival, la inglesa JONES. Aún no sé por qué pero lo último que vi antes de iniciar mi odisea para encontrar un taxi en Austin fue a Steve Aoki.

John Grvy estará en la próxima edición del festival Sónar, dentro del escenario SonarDôme de Red Bull Music Academy.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50