Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ryan Murphy apuesta por la diversidad en sus series

El responsable de 'American Horror Story' o 'Glee' crea una fundación para dar oportunidades a directores de minorías raciales y de género

Ryan Murphy.
Ryan Murphy.

Ryan Murphy es uno de los showrunners más poderosos de Hollywood, con una variedad de series a sus espaldas que van desde Glee a American Horror Story pasando por sus dos nuevas ficciones, Scream Queens y The People vs. OJ Simpson: American Crime Story. También es uno de los más blancos dado el color casi albino de la piel de este realizador abiertamente gay de 51 años. Y a juzgar por su nueva iniciativa, se ha convertido en uno de los más comprometidos con acabar con la falta de diversidad en Hollywood. Murphy ha puesto en marcha Half, nombre de la fundación que ha creado -dentro de su productora con sede en los estudios Fox- comprometida con dar mayor visibilidad a las minorías entre los directores de sus series. Su primera meta: para finales de 2016 asegura que la mitad de los realizadores de sus series serán mujeres o miembros de otras minorías raciales o de género. De ahí el nombre de la fundación: mitad, en castellano.

“Sé que en lo que a mí se refiere puedo mejorar”, declaró a la prensa un showrunner que en los últimos años ha dado la oportunidad de pertenecer al Sindicato de Directores a dos docenas de realizadores. Sin embargo, solo cuatro o cinco de estos son mujeres. Según los datos de dicha institución, en la temporada 2014-2015 tan solo el 16% de los realizadores fueron mujeres. Y solo 18% es parte de alguna minoría. Murphy quiere poner fin a esta desigualdad, al menos en su universo televisivo, con una contratación más diversa. En esa línea su fundación creará un banco de datos con nombres y contactos disponible para otros showrunners dispuestos a romper con el status quo.

Julia Roberts y Julia Roberts, Ryan Murphy, con su premio Emmy, en 2014.
Julia Roberts y Julia Roberts, Ryan Murphy, con su premio Emmy, en 2014.

El productor también quiere mirar más allá de 2016 y desde su fundación comenzará un programa que se ponga en contacto con las universidades y escuelas de cine, primero las de California (UCLA, USC así como el Instituto de Cine Americano) y luego en el resto de Estados Unidos, para crear oportunidades. “La industria suele dejar que sean los alumnos lo que se acerquen pero en aras a la inclusión quiero ser yo quien vaya a ellos”, indicó Murphy sentando las bases de Half. Su idea es formar un programa de tutelaje dentro de su productora que ponga en contacto a estudiantes con profesionales y fomentar nuevos programas de becas en otros puntos de la industria.

Half se integra dentro de las diferentes iniciativas que han comenzado a surgir en el último año ante la flagrante ausencia de mujeres y de otras minorías en una industria de hombres blancos. Hace escasamente un año Meryl Streep puso en marcha un laboratorio de guionistas orientado a mujeres por encima de los 40 años, una iniciativa que quiere cambiar el rumbo de las historias que circulan en esta industria y ofrecer así una mayor diversidad de papeles. Murphy asegura que fue la publicista Nanci Ryder quien le dio la idea de poner su grano de arena en el cambio. “Nanci dijo: 'La gente que está en una posición de poder tiene la responsabilidad de cambiar la industria'. Y tiene razón”, resumió uno de los hombres más poderosos en el campo de la televisión con una fortuna estimada en 18 millones de euros.