Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los opciones postelectorales

Estas son las propuestas de los partidos para la investidura de un futuro presidente

El rey Felipe VI y Mariano Rajoy, este viernes, en La Zarzuela.
El rey Felipe VI y Mariano Rajoy, este viernes, en La Zarzuela. AP

Más de un mes después de la celebración de las elecciones del 20-D, la formación de un nuevo Gobierno sigue sin estar clara. Podemos ha invitado a formar una coalición al PSOE y a IU y el presidente del Gobierno en funciones e inicial candidato del PP, Mariano Rajoy, ha decidido retirarse temporalmente de la carrera. Estas son las posiciones de los partidos que tienen representación parlamentaria.

Partido Popular

Inicialmente, Rajoy intentó formar una coalición buscando apoyos de Ciudadanos y del PSOE (algo a lo que se negó el líder de los socialistas, que dejó claro que votaría 'no' a la investidura de cualquier candidato del PP). Pasadas las primeras semanas, Rajoy declaró que actualmente se ve "con todas las fuerzas" para "evidentemente" presentar su candidatura. Ya durante su primera comparecencia después de las elecciones aseguró que los 7,2 millones que obtuvo su partido le daban la legitimidad y la obligación moral de presentar su candidatura. Este viernes, sin embargo, Rajoy renunció "de momento" a formar Gobierno al no tener los suficientes apoyos.

PSOE

El objetivo de Sánchez es "unir al PSOE en un pacto de izquierdas que respete la integridad territorial de España". Sin embargo, el Comité Federal del partido tiene líneas rojas: "La autodeterminación, el separatismo y las consultas que buscan el enfrentamiento solo traerán mayor fractura a una sociedad ya de por sí divida". Asegura que estas medidas "son innegociables para el Partido Socialista y la renuncia a esos planteamientos es una condición indispensable para que el PSOE inicie un diálogo con el resto de formaciones políticas". Después del anuncio de Rajoy de declinar formar Gobierno temporalmente, el secretario de organización del PSOE, César Luena, ha calificado su decisión de "muy irresponsable" y "más propia de un antisistema".

Podemos

La opción del partido de Pablo Iglesias, propuesta a Felipe VI este viernes, pasa por una coalición de Gobierno entre el PSOE, IU y su propia formación. Pide, eso sí, ostentar el cargo de vicepresidente. El cargo de presidente del Gobierno iría para Pedro Sánchez. El líder de los socialistas se ha mostrado abierto a esta propuesta y a comentarla este fin de semana. Alberto Garzón, por su parte, ha tuiteado que está "de acuerdo" con Iglesias "en que tiene que haber cambio" ("programa por delante", ha matizado, también a través de la red social). Días antes, había aceptado formar un único grupo con sus socios territoriales en Cataluña (En Comú) y Galicia (En Marea); los valencianos (Compromís), sin embargo, decidieron desvincularse y solicitar la creación de un grupo propio. Tras el anuncio de Rajoy, Iglesias le ha echado el guante a Pedro Sánchez: "Hemos hecho una propuesta de gobierno seria y Rajoy ha dado un paso atrás. El cambio es posible. Espero que el PSOE esté a la altura", ha comentado por Twitter.

Ciudadanos

Ya el 20-D Albert Rivera manifestó su intención de abstenerse para permitir la investidura de Rajoy. "La única posibilidad que veo es que gobierne en minoría quien ha ganado las elecciones [el PP]", zanjó, si bien se mostró abierto a cambiar su posición "si hay acuerdos de fondo" o si "la complejidad" de la situación lo requiere. Eso sí, Ciudadanos se mostró partidario también de que "el Congreso lo presida alguien de color político diferente al del Gobierno", lo cual, considera, "sería muy bueno para la regeneración". Al enterarse de la decisión de Rajoy, también Rivera ha puesto el foco en el líder socialista: "Sánchez debe decidir si busca acuerdos en la centralidad y el constitucionalismo o en partidos separatistas", ha tuiteado.

ERC

Esquerra Republicana es el único grupo que rehusó reunirse con el Rey. El motivo esgrimido es la negativa del monarca a recibir a la presidenta del Parlament catalán, Carme Forcadell, cuando solicitó audiencia para comunicar el nombramiento de Carles Puigdemont al frente de la Generalitat. Los republicanos argumentan también que Felipe VI no ha llamado por teléfono a Puigdemont para felicitarle por su nombramiento: "Primero, que el Rey atienda a los representantes de las instituciones catalanes y, después, ERC valorará qué debe hacer", zanjó un portavoz.

Democràcia i Llibertat

El portavoz de DL, Francesc Homs se ha mostrado tajante en su reunión con Felipe VI. "De ninguna de las maneras", dijo al monarca, su partido apoyará "a Mariano Rajoy ni al Partido Popular". Argumentó que la gestión del PP estos últimos cuatro años "ha sido muy mala para Cataluña y para España". También aclaró al Rey que la intención de Democràcia i Llibertat es la instauración de un Estado independiente en Cataluña.

PNV

El diputado del PNV Joseba Agirretxea afirmó el pasado jueves que no apoyará "gratis" a ningún candidato. Su voto favorable, aclaró, depende de varios "compromisos": la defensa "sin dudas" del Concierto Económico, la opción a un nuevo estatus político en Euskadi "basado en el derecho a decidir", y una relación bilateral "sin ninguna subordinación" y el respeto "a los resultados que dé esa relación".

Izquierda Unida

Ya a principios de este mes, IU se mostró favorable a un Gobierno liderado por Sánchez. No obstante, el hipotético apoyo a su investidura está sujeto a determinados factores: un plan de emergencia social y empleo que incluya una ley de garantía del derecho a la vivienda y la subida del salario mínimo; así como a la derogación de la LOMCE, de la llamada Ley mordaza, del artículo 135 de la Constitución, de las reformas laborales, la reforma fiscal, la Ley de la Ciencia y la reforma de las pensiones. En una entrevista con la Cadena Ser el viernes por la noche, Alberto Garzón calificó la decisión de Rajoy de "jugada táctica" y se ha mostrado dispuesto a estudiar las alternativas que se abren: "Tenemos que ver la posibilidad de explorar esa vía de un Gobierno de cambio", dijo.

EH Bildu

El portavoz de EH Bildu en el parlamento vasco, Hesier Arraiz, ha afirmado que la formación seguirá defendiendo su "agenda soberanista vasca", pero también ha reconocido que "hay que modularla, reformularla y adaptarla a la realidad social" de Euskadi. Pese a la fuerte caída electoral (100.000 votos menos que en 2011), Arraiz es optimista: "Somos capaces de reconducir esta situación y de que nuestro proyecto político tiene mucho futuro por delante".