Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Búsqueda de diamantes en una mina en Areinha

La zona conocida como Areinha es una tierra de nadie donde pequeños grupos de mineros prueban suerte con técnicas artesanales

  • La zona conocida como Areinha en Brasil es una tierra de nadie donde pequeños grupos de mineros prueban suerte con técnicas artesanales. En la imagen, un minero artesanal muestra los diamantes que él y su grupo han conseguido en una abandonada mina en Areinha, Brasil.
    1La zona conocida como Areinha en Brasil es una tierra de nadie donde pequeños grupos de mineros prueban suerte con técnicas artesanales. En la imagen, un minero artesanal muestra los diamantes que él y su grupo han conseguido en una abandonada mina en Areinha, Brasil. AP
  • Rafael, un minero de diamantes se sienta a comer pescado en Areinha, durante un descanso.
    2Rafael, un minero de diamantes se sienta a comer pescado en Areinha, durante un descanso. AP
  • Los mineros buscan diamantes con técnicas artesanales, usando cuchillos de madera, ollas de metal, bombas de agua grandes y sin infraestructura.
    3Los mineros buscan diamantes con técnicas artesanales, usando cuchillos de madera, ollas de metal, bombas de agua grandes y sin infraestructura. AP
  • Un hombre con una linterna busca cobertura para su teléfono móvil en la cima de una colina pequeña en Areinha, Brasil.
    4Un hombre con una linterna busca cobertura para su teléfono móvil en la cima de una colina pequeña en Areinha, Brasil. AP
  • Los mineros artesanales separan grava con tamices para buscar diamantes y se llega a excavar hasta 50 metros de profundidad en el suelo.
    5Los mineros artesanales separan grava con tamices para buscar diamantes y se llega a excavar hasta 50 metros de profundidad en el suelo. AP
  • Vista área de la mina abandonada en Areinha, Brasil, donde pequeños grupos de mineros artesanales prueban su suerte en las hondonadas dejadas por las empresas mineras.
    6Vista área de la mina abandonada en Areinha, Brasil, donde pequeños grupos de mineros artesanales prueban su suerte en las hondonadas dejadas por las empresas mineras. AP
  • Un perro come debajo de una tabla utilizada para almacenar platos, tazas y ollas de los mineros en Areinha.
    7Un perro come debajo de una tabla utilizada para almacenar platos, tazas y ollas de los mineros en Areinha. AP
  • Geraldo es uno de los cientos de personas en toda la región que se dedica a la búsqueda de diamantes, viviendo en chozas de madera aisladas sin electricidad y sin ingresos estables.
    8Geraldo es uno de los cientos de personas en toda la región que se dedica a la búsqueda de diamantes, viviendo en chozas de madera aisladas sin electricidad y sin ingresos estables. AP
  • Cuchillos de madera, hechos a mano son usados para mover pequeñas rocas en busca de diamantes.
    9Cuchillos de madera, hechos a mano son usados para mover pequeñas rocas en busca de diamantes. AP
  • Al excavar el suelo y llegar a la capa de grava, se extraen las rocas con la ayuda de pequeñas bombas y es cuando comienza el proceso de separación manual para separar las rocas de los diamantes, si es que hay suerte.
    10Al excavar el suelo y llegar a la capa de grava, se extraen las rocas con la ayuda de pequeñas bombas y es cuando comienza el proceso de separación manual para separar las rocas de los diamantes, si es que hay suerte. AP
  • un minero artesanal pesa diamantes en Areinha, estado de Minas Gerais, Brasil, un área de difícil acceso donde miles de mineros rurales todavía sobreviven junto a sus familias.
    11un minero artesanal pesa diamantes en Areinha, estado de Minas Gerais, Brasil, un área de difícil acceso donde miles de mineros rurales todavía sobreviven junto a sus familias. AP
  • Un cuadro cuelga en la pared interior de la casa de un minero artesanal de diamantes en Areinha.
    12Un cuadro cuelga en la pared interior de la casa de un minero artesanal de diamantes en Areinha. AP
  • Conceicao es uno de los cientos de mineros de diamantes que vive en cabañas de madera sin electricidad ni agua y apenas sobreviven sin ingresos estables.
    13Conceicao es uno de los cientos de mineros de diamantes que vive en cabañas de madera sin electricidad ni agua y apenas sobreviven sin ingresos estables. AP
  • Jose Vanderson, nacido y criado en Areinha, descansa en su cama tras una fornada de trabajo en la mina, que es parte de la cultura de esta región, donde la primera piedra fue encontrada hace casi 300 años.
    14Jose Vanderson, nacido y criado en Areinha, descansa en su cama tras una fornada de trabajo en la mina, que es parte de la cultura de esta región, donde la primera piedra fue encontrada hace casi 300 años. AP
  • Los mineros de Areinha, se reúnen en el interior al atardecer alrededor de una mesa iluminada por un generador.
    15Los mineros de Areinha, se reúnen en el interior al atardecer alrededor de una mesa iluminada por un generador. AP