Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiebre de Nambija

Cientos de familias viven cerca de la mina de Nambija, donde el riesgo de desprendimientos, la violencia y la falta de saneamiento amenazan su salud e, incluso, su vida

  • Nambija es un poblado de pobres sobre una mina de oro. Se encuentra en la zona minera de Zamora Chinchipe, donde hay varios proyectos de minería en los que el Gobierno de Rafael Correa está especialmente interesado en desarrollar una industria fuerte para el país. Cientos de familias viven cerca de la mina pese a que el riesgo de desprendimientos, la violencia y la falta de saneamiento amenazan su salud e, incluso, su vida.
    1Nambija es un poblado de pobres sobre una mina de oro. Se encuentra en la zona minera de Zamora Chinchipe, donde hay varios proyectos de minería en los que el Gobierno de Rafael Correa está especialmente interesado en desarrollar una industria fuerte para el país. Cientos de familias viven cerca de la mina pese a que el riesgo de desprendimientos, la violencia y la falta de saneamiento amenazan su salud e, incluso, su vida.
  • Las condiciones de vida en este pequeño poblado son duras, la lluvia es persistente y no existen las infraestructuras básicas necesarias. Aún así, lviven unas 1.200 personas, según un censo que maneja el Gobierno. Son los últimos mineros de Nambija.
    2Las condiciones de vida en este pequeño poblado son duras, la lluvia es persistente y no existen las infraestructuras básicas necesarias. Aún así, lviven unas 1.200 personas, según un censo que maneja el Gobierno. Son los últimos mineros de Nambija.
  • En los años ochenta, en las minas de Nambija se extraían hasta 40 gramos de oro de 24 quilates por cada tonelada de piedra. Eran los buenos tiempos en los que el Banco Central de Ecuador abrió una sucursal para comprar el oro. Hoy, sólo se extraen, con suerte, unos seis gramos por tonelada. Patricio Fajardo, a la izquierda, compra el oro en el pueblo a 30 dólares el gramo.
    3En los años ochenta, en las minas de Nambija se extraían hasta 40 gramos de oro de 24 quilates por cada tonelada de piedra. Eran los buenos tiempos en los que el Banco Central de Ecuador abrió una sucursal para comprar el oro. Hoy, sólo se extraen, con suerte, unos seis gramos por tonelada. Patricio Fajardo, a la izquierda, compra el oro en el pueblo a 30 dólares el gramo.
  • Durante años se ha seguido trabajando de forma artesanal el yacimiento aurífero de Nambija. Se utiliza mercurio con el que se separa el oro. El problema es que los molinos con os que se realiza esta actividad pierden gran cantidad de mercurio que pasa a contaminar el lugar, sobre todo el agua. Según la organización Mercury Watch, Ecuador es el tercer país con más emisiones de todo Latinoamérica.
    4Durante años se ha seguido trabajando de forma artesanal el yacimiento aurífero de Nambija. Se utiliza mercurio con el que se separa el oro. El problema es que los molinos con os que se realiza esta actividad pierden gran cantidad de mercurio que pasa a contaminar el lugar, sobre todo el agua. Según la organización Mercury Watch, Ecuador es el tercer país con más emisiones de todo Latinoamérica.
  • El único centro de salud en Nambija es éste puesto sanitario donde tres personas atiende a todo el pueblo. Los casos más graves se redirigen a Zamora, a más de dos horas en coche.
    5El único centro de salud en Nambija es éste puesto sanitario donde tres personas atiende a todo el pueblo. Los casos más graves se redirigen a Zamora, a más de dos horas en coche.
  • La única escuela que tienen los niños de Nambija se consiguió gracias al trabajo y dinero de los propios habitantes. Exequiel Bolivar, que lleva toda la vida en el pueblo, ha sido una de las personas que más ha luchado por conseguir algunas mejoras sociales, así como para legalizar la situación de los mineros artesanales.
    6La única escuela que tienen los niños de Nambija se consiguió gracias al trabajo y dinero de los propios habitantes. Exequiel Bolivar, que lleva toda la vida en el pueblo, ha sido una de las personas que más ha luchado por conseguir algunas mejoras sociales, así como para legalizar la situación de los mineros artesanales.
  • En los años en que Nambija estaba considerado el yacimiento aurífero más grande de Ecuador, proliferaron diversos negocios de drogas, alcohol y prostitución para atender a los miles de mineros del lugar (se calcula eran más de 10.000). Era lo más parecido a un pueblo sin ley del oeste americano.
    7En los años en que Nambija estaba considerado el yacimiento aurífero más grande de Ecuador, proliferaron diversos negocios de drogas, alcohol y prostitución para atender a los miles de mineros del lugar (se calcula eran más de 10.000). Era lo más parecido a un pueblo sin ley del oeste americano.
  • El trabajo es duro. Muchos hombres entran en las minas, a más de trescientos metros de profundidad abiertas sin tecnificar, por un salario que no alcanza los cuatrocientos dólares al mes. Tienen suerte. Los mineros artesanales, por el contrario, sacan sólo entre veinticinco y treinta dólares a la semana.
    8El trabajo es duro. Muchos hombres entran en las minas, a más de trescientos metros de profundidad abiertas sin tecnificar, por un salario que no alcanza los cuatrocientos dólares al mes. Tienen suerte. Los mineros artesanales, por el contrario, sacan sólo entre veinticinco y treinta dólares a la semana.
  • La población es flotante. Van y viene según el trabajo que hay en las minas. La mayoría de las familias son desestructuradas y la tasa de embarazos adolescentes es elevada, con un 50 % del total.
    9La población es flotante. Van y viene según el trabajo que hay en las minas. La mayoría de las familias son desestructuradas y la tasa de embarazos adolescentes es elevada, con un 50 % del total.