Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Huérfanos por violencia de género

Dibujo real hecho por un niño de siete años durante su terapia.
Dibujo real hecho por un niño de siete años durante su terapia.

España ya alcanza los 55 asesinatos por violencia de género en 2015. Es evidente que esta cifra sigue siendo demasiado alta y, aunque se esté trabajando en la prevención, las medidas siguen siendo insuficientes ante este problema. No hay que olvidar que en la mayoría de los casos se trata de una larga historia que podría haber terminado con otro final. El teléfono de atención a las víctimas, el 016, recibe 4.000 llamadas de media cada mes. Unas por maltrato psicológico, otras por físico. Son cifras escalofriantes. Además, en la mayoría de casos el maltrato lo sufren varios miembros de la familia. Muchos son los niños que tienen que presenciar actos de violencia en casa, o sufrirlos ellos en su propia piel. Esto marcará sus vidas no solo por los maltratos sufridos, sino por el fallecimiento de su madre si se tratara de una de las víctimas. Este año han quedado huérfanos 42 niños. Sus vidas han dado un giro de 180 grados y el riesgo de sufrir depresión u otras patologías aumenta considerablemente. Solo se me ocurre pedir por favor que si existe el mínimo ápice de violencia en sus hogares llamen urgentemente al 016. No queremos más víctimas. No queremos más huérfanos.— Marta Comi Joly.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información