Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Monopoly fue un invento feminista y anticapitalista

Y otras extrañas curiosidades del juego más vendido en el mundo

El juego tiene su origen en The Landlord’s Game, creado por una mujer, la estadounidense Elizabeth Magie, en 1903.

En 1906 comenzó a fabricarse y se usó como parte de la enseñanza en algunas universidades. Elizabeth Magie había intentado, sin éxito, vender su juego a Parker Brothers.

Patente del primer tablero orginal

Sin embargo, Charles Darrow, un vendedor en paro, lo patentó con el nombre de Monopoly en 1935. Más adelante tendría que reconocer que se lo había copiado a un amigo. Intentó venderlo a Parker Brothers, que lo rechazó por ser demasiado complicado de jugar. Pero al lanzar una pequeña tirada que confeccionó a mano con su mujer (el tablero era un mantel de hule), y tener éxito, la empresa renegoció con él. Se dice que las primeras fichas o tokens salieron de una pulsera de su hija

Monopoly de Darrow hecho a mano que se conserva en el museo Forbes de Nueva York y que se considera el más antiguo

El Monopoly, tal y como lo conocemos, se pondría oficialmente a la venta el 5 de noviembre de 1935, hace ahora la friolera de 80 años.

En Alemania, el juego editado en 1936 desapareció a los tres años, al ser denunciado por Joseph Goebbels por su “carácter especulativo judío”. No volvería a aparecer hasta los años 50 usando, eso sí, nombres de calles de varias ciudades alemanas.

En los años 40, cuenta la leyenda que algunos de estos juegos contenían dinero real escondido en el del Monopoly, archivos y mapas para ayudar a escapar a los prisioneros de guerra de los campos de concentración alemanes durante la II Guerra Mundial.

En España, aparecieron juegos parecidos como El Palé, llamado así por el nombre de su inventor: Paco Leyva.

En los 70 comenzaron a celebrarse torneos y maratones en todo el mundo. En 1972 se celebra el primer torneo europeo en Reikiavik (Islandia). Para mediados de los 70 se habían vendido unos 80 millones de tableros en todo el mundo.

En 1973 se edita la primera edición en Braille y en 1978 se vende un Monopoly comestible, realizado por completo en chocolate, al precio de 600 dólares.

La Ruta del Tesoro en los 80 reinventó en España el Monopoly usando monedas de los piratas. Petrópolis era muy parecido, pero relacionado con el petróleo.

En 1990 el Monopoly se convierte en programa de televisión en el canal ABC. Es el mismo año en el que se comienza a vender el juego con el euro como moneda, aunque con una errata, al decir que Ginebra (y no Berna) era la capital de Suiza.

En 1991 se lanza su versión Junior. Para finales de la década, Rich Uncle Pennybags, nombre de la mascota del juego, pasa a llamarse Mr. Monopoly.

En 1998 un joyero de San Francisco fabrica el Monopoly más caro: 2 millones de dólares.

En 2008 se lanza Monopoly Here & Now: The World Edition, con ciudades en vez de calles. Las ciudades fueron seleccionadas a través de una encuesta a cinco millones de personas en todo el mundo. De España salió Barcelona.

También en 2008 se logra un récord al reunir a 3.000 jugadores para jugar una partida al mismo tiempo. ¿La más larga? 70 horas.

En 2009 se cambiaron por primera vez las reglas del juego en la edición Monopoly City. Más fiel a la realidad, el valor de las propiedades pueden subir o bajar al cambiar la ciudad. Además, desde la primera tirada se puede levantar una ciudad, sin necesidad de conseguir un grupo de propiedades.

En 2009 también se lanzó Monopoly City Streets, un juego online que duró apenas cuatro meses, por dificultades técnicas. Usando Google Maps y OpenStreetMap se compraban calles del mundo real.

En 2010 se estrena Under the Boardwalk, un documental sobre la historia del Monopoly dirigido por Kevin Tostado, que gana cuatro Emmy.

Según el Libro Guiness de los Récords, el Monopoly es el juego de mesa más vendido en el mundo: en 114 países y 47 lenguas.

El campeón mundial en el último torneo celebrado en Macao el pasado septiembre es italiano (Nicoló Falcone).

En su 80 aniversario, la nueva edición retro contiene ocho tokens de todas las décadas.

Mientras Parker Brothers lleva anunciando hace tiempo una película sobre su juego, escrita por Andrew Niccol, se prepara otro filme, basado en The Monopolists, de Mary Pilon. En este libro publicado a principios de 2015, la periodista rescata del olvido a aquella feminista del inicio de este artículo que ideó realmente el Monopoly como crítica anticapitalista. En él también se contará la demanda que interpuso en 1974 Parker Brothers al inventor del Anti-Monopoly, uno de los primeros en destapar, además, el origen real del popular juego.

Puedes seguir Tentaciones en Facebook, Twitter, Instagram,o suscribirte aquí a la Newsletter.