Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

A la deriva

A finales del pasado siglo, los científicos aseguraban que los virus serían la mayor causa de mortalidad en el mundo. Quizás no estaban pensando en los conflictos bélicos, las hambrunas, las mafias, la explotación del hombre, la destrucción del medio ambiente, el integrismo religioso o las catástrofes naturales provocadas por el cambio climático. Pero todos estos factores están provocando el éxodo masivo de migrantes y el drama de millones de refugiados. ¿Qué nos está pasando? Salman Rushdie comentaba recientemente que hemos perdido valores fundamentales, básicos; de la Declaración de Derechos Humanos no queda ni rastro. Es una pesadilla cotidiana abrir un periódico o ver un telediario. ¿Y la Iglesia? ¿Está haciendo lo que podría hacer?— Rosa Mª Moreno Martínez.

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.