Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La chica de ayer

Un testimonio resolvía un misterio sobre el que se había especulado a menudo entre la infinidad de adictos a la canción

Antonio Vega
Antonio Vega, en la puerta del bar Penta, en 1998.

En 2014 se estrenó Antonio Vega. Tu voz entre otras mil, un documental en el que Paloma Concejero brindó un impactante retrato del artista. En la película aparece una foto de Antonio en compañía de una chica anónima que, según aclara Jaime Conde, el primer batería de Nacha Pop, fue la que inspiró Chica de ayer. Ese testimonio resolvía un misterio sobre el que se había especulado a menudo entre la infinidad de adictos a la canción. Antonio Vega jamás dio ninguna pista. El rumor que apuntaba a Carmen García-Loygorri, hermana de Will More, el protagonista de Arrebato, se desactivó: Carmen no era la de la foto.

Paloma llevaba años detrás de aquella chica enigmática, pero no había dado con ella. Sin embargo, una prima de esa chica la reconoció al verla en la película: era Maite Echanojauregui. Al recibir la noticia, Maite le desveló a su prima algo que había ocultado con un celo extremo: conoció a Antonio Vega cuando ella tenía 17 años y él 20, poco antes de que compusiera Chica de ayer. La revelación de la película le permitió liberarse de su gran secreto: en una red social asumió ilusionada su condición de firme candidata a musa de una canción legendaria. El pasado domingo, en el A vivir que son dos días de Javier del Pino, Paloma Concejero nos contó que habló con Maite por teléfono y que llegaron a programar una cita. Pero, antes de poder encontrarse, Maite Echanojauregui murió de un infarto, este pasado verano. Tenía 54 años, nació en Bilbao, vivía en Madrid y era diseñadora de moda. Nunca le confió a nadie que ella era, por qué no, la chica de ayer.