Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Francis Montesinos: “Es bueno que hablen de uno aunque sea mal”

Fue uno de los diseñadores de la movida, acarició las estrellas y rozó los infiernos cuando fue imputado por abuso sexual en 2014. Con aquella “pesadilla” cerrada, remonta de nuevo el vuelo y presenta colección en Madrid

Francis Montesinos con su nueva colección que ha creado junto a Gene Simmons.
Francis Montesinos con su nueva colección que ha creado junto a Gene Simmons.

Incombustible es un adjetivo que cuadra con el diseñador valenciano Francis Montesinos (1950). En los ochenta vivió la época dorada de la moda española, participó en aquella vibrante movida que trajo aire fresco a la acartonada España posfranquista. Creó, se inspiró y desfiló al ritmo de las curvas de sus famosas musas, de Paola Dominguín a Celia Forner o Lola Sordo. Ha creado vestuarios para los grandes del teatro, la danza o el cine, ahí están Nacho Duato o Pedro Almodóvar como testigos. Ha vestido a los hombres con faldas y a las mujeres con tocados extremos. Vivió su peor infierno en 2014, cuando fue imputado por abuso sexual a menores. Él afirma que aquella pesadilla, “infundada”, pasó y que sigue a lo suyo: ayer volvió a desfilar en la Mercedes Fashion Week de Madrid y asegura que desde que ocurrió “aquello”, la marca no ha parado de mejorar y confía en las cosas buenas que van a traer los próximos 10 años.

Pregunta: ¿Ha sido usted el primer moderno de la pasarela patria?

Respuesta: Creo que sí. Desde el año 1972 hasta hoy, poca moda había en España.

Colección primaveraverano 2016 de Francis Montesinos, presentada este viernes en Madrid. ampliar foto
Colección primavera/verano 2016 de Francis Montesinos, presentada este viernes en Madrid.

P. ¿Cómo se aguanta esa etiqueta con casi 65 años y 43 de profesión a las espaldas?

R. Hay que llevarlo. La suerte es que disfruto con mi trabajo como un enano. Yo hubiese tirado la toalla muchas veces, pero afortunadamente siempre la he vuelto a coger. Es muy difícil, más en este país donde la moda no se ha respetado, ni se respeta, ni se respetará.

P. ¿Valencia tiene un sabor especial? Parece que su tierra ha forjado su carácter de principio a fin.

R. Sí. Hay una luz especial, tiene un color especial, una modernidad especial. En aquellos años dorados de los ochenta, Valencia tuvo mucho que decir en el arte, en la pintura, en la moda… Luego han llegado tiempos que, increíblemente, han hecho que ese brillo desapareciera.

P. ¿Son necesarias las musas para un diseñador?

R. Da igual musa o muso. Lo que importa es ver cómo sienta y siente la persona que se pone el traje. Ahí hay un tira y afloja muy enriquecedor.

P. ¿Fallero, mediterráneo, artista, provocador o un poco de todo?

R. Ja, ja, ja, todo es cierto. Aunque creo que me dicen fallero, los que no saben de fallas, porque su estética es muy fea y a mí me gusta la belleza.

P. ¿Es necesaria la provocación en la pasarela para que el trabajo de un diseñador consiga eco?

R. El arte tiene que provocar. Mi profesor decía: “El día que no provoques… ¡quédate en casa!”.

P. Con sinceridad ¿cuántos hombres ve usted por la calle con falda aunque haya predicado con el ejemplo?

R. Muy pocos. Pero ellos se lo pierden porque es la prenda más cómoda del mundo. Perfecta para las vacaciones.

P. Como no le han hecho mucho caso con las faldas, ahora se lanza al heavy metal y colabora con Gene Simmons, el alma del grupo Kiss, y le dedica parte de su última colección. ¿Otra provocación?

Gene Simmons y Francis Montesinos, ayer en la Mercedes Benz Fashion Week 2015 de Madrid. ampliar foto
Gene Simmons y Francis Montesinos, ayer en la Mercedes Benz Fashion Week 2015 de Madrid.

R. Otro intento de vender.

P. ¿De qué vive un diseñador cuando cuesta encontrar sus colecciones en el mercado?

R. Si no vendes te caes. Antes era por miles y ahora casi a pedido. Además, un diseñador no vive solo de la ropa; las licencias ayudan mucho. En mi caso ha funcionado muy bien el perfume, la ropa de cama y hogar, los objetos de regalo…, hasta los trajes de comunión y las novias.

P. Y ¿hasta dónde llega la intervención del diseñador en una licencia?

R. En este país, ¡hasta donde te dejen! En otros, lo que dice el artista va a misa.

P. Usted ha pasado de colaborador necesario de la movida a tener la suya propia en los tribunales. ¿Qué significó verse envuelto en un caso de supuesto delito sexual a menores?

R. Lo peor de mi vida. Preferiría no hablar. Afortunadamente está todo cerrado y pasado. La gente me conoce y sabe cómo soy, aquí hay algo que intuyo pero no sé.

P. Se podría decir que ha hecho suyo el mito del ave fénix. Lo digo porque parece consumirse periódicamente y vuelve a alzar el vuelo una y otra vez. ¿Cuál es el momento actual de Francis Montesinos?

R. Estoy trabajando más horas que nunca. Vivo un momento interesante en el que la marca está teniendo un valor. He pasado de la peor a la mejor etapa de mi vida.

P. ¿Y cuál cree que ha sido el motivo?

R. Desgraciadamente, es bueno que hablen de uno, aunque sea mal.

P. ¿Tiene pecados confesables?

R. Uno es que me gusta mucho el trabajo. También comer. Y las demás cosas, igual que la juventud, pasaron.

P. Y ¿con qué disfruta?

R. En mi casa, recibiendo amigos y, por supuesto, con el arte. Con la pintura de Vicente Peris, con la escultura de Miquel Navarro, con la música y el genio de Carles Santos…, y con Nacho Duato, que es mi coreógrafo favorito.

P. ¿Cómo se definiría ante alguien que no tuviera ni idea de quién es Francis Montesinos?

R. Artista, colorista y el mejor anfitrión.