Fan Bingbing se hace fuerte en Hollywood

La estrella se ha colado en la lista de las actrices mejor pagadas por detrás de Scarlett Johansson, y delante de Julia Roberts

Hace ya años que la actriz china Fan Bingbing se cuela en las listas de las mejor vestidas en la alfombra roja del Festival de Cannes y otros eventos cinematográficos. Lo consiguió gracias a un vestuario muy original, casi de cuento. Pero su nombre ha empezado a sonar con más fuerza tras la publicación, la pasada semana, de la lista de las actrices mejor pagadas de Hollywood. La intérprete china está en cuarta posición, por detrás de Jennifer Lawrence, Scarlett Johansson y Melissa McCarthy. Las preguntas y artículos sobre quién es esta actriz de 33 años que se ha adelantado a veteranas en la industria tan taquilleras como Jennifer Aniston o Julia Roberts, se dispararon en Internet. Pero solo el mundo occidental se sorprendió, porque Fan Bingbing es la mayor estrella en su país de origen, una auténtica sensación; número uno durante tres años seguidos en la lista de los 100 famosos y más influyentes de China.

Fan Bingbing es la única actriz no estadounidense en la lista de Forbes. Según la revista, en un año ganó casi 19 millones de dólares (16,5 millones de euros) gracias a películas tan exitosas como The White Hair Witch of Lunar Kingdom; pero, sobre todo, por sus contratos en el mundo de la moda y la belleza. Acaba de firmar en exclusiva con la firma de joyas Chopard y, en 2010, se convirtió en embajadora de L’Oréal, la misma compañía que la envió por primera vez al Festival de Cannes, donde se dio a conocer al resto del mudo. Además, es la primera actriz china para la que casas como Louis Vuitton ha diseñado vestidos en exclusiva.

Fan BingBing en el estreno de 'Mad Max: Furia en la carretera".
Fan BingBing en el estreno de 'Mad Max: Furia en la carretera".CORDON PRESS

Bingbing empezó en el cine y la televisión china con 17 años. Ahora, con 33, no solo es una premiada actriz, sino también dueña de una productora y estrella musical con un disco publicado y varios sencillos. Es conocida tanto por sus labores filantrópicas como por su pelo. “Es tan icónico en China”, reveló la actriz en Cannes. “Me impresionó el fanatismo, el número de gente que estaba allí para verla, las hordas de estudiantes persiguiéndola por la carretera, rodeando nuestro coche”, cuenta el fotógrafo Rian Dundon, a quien le encargaron seguirla durante 48 horas. Experiencia que más tarde lo llevó a escribir el libro Fan.

Al contrario que muchas actrices internacionales, Bingbing no necesitó hablar inglés con fluidez para sellar sus contratos de moda. Su estatus en China es un aval más que suficiente y una entrada por la puerta grande en el mercado más deseado.

Por eso, el productor Harvey Weinstein le mandó un vestido en jet privado diseñado por su mujer, la británica Georgina Chapman, con el que Fan Bingbing se había encaprichado para su primera ceremonia de los Oscar en 2012. El todopoderoso creador de Hollywood ya veía claro que la taquilla china iba a ser fundamental para sus películas y tenía que tener contenta a su mayor estrella.

Fan BingBing en la alfombra roja de Cannes.
Fan BingBing en la alfombra roja de Cannes.CORDON PRESS

El mercado chino

Tres años después, China es ya el segundo mercado cinematográfico más grande tras EE UU, y el que crece más rápido. El valor de sus estrellas se ha multiplicado para Hollywood, saben que colocando a un actor o actriz al menos en papeles secundarios tendrán una mejor aceptación. Iron Man 3, por ejemplo, rodó una secuencia extra para Fan Bingbing que sólo se vería en la versión china de la película. Y Bryan Singer la eligió como la mutante Blink en X-Men: Días del futuro pasado. Próximamente trabajará con Pierce Brosnan en The Moon and The Sun. Y acaba de terminar de rodar Skiptrace, una coproducción estadounidense y china, con Jackie Chan, la única estrella de cine que ha conseguido triunfar en los dos mercados. Algo a lo que aspira la actriz.

Llegar a ser famosa en Estados Unidos, sin que por ello le den de lado en su país es la razón por la que Fan Bingbing no se ha preocupado por hablar un perfecto inglés. Después de las polémicas que ya ha provocado en China por enseñar demasiado escote en la serie The Empress of China, la actriz no quiere ser rechazada en su país por parecer demasiado occidental. Teme que si su carrera en China se acaba, su ascenso internacional también se frenará.

Archivado En:

Te puede interesar

Juegos

Crucigramas diarios

El crucigrama mini y una selección diaria en exclusiva de Mambrino y Tarkus

Sudoku difícil

Mejora día a día tu nivel con nuestros cinco niveles de dificultad

Lo más visto en...

Top 50