Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Instagram prohíbe la etiqueta ‘curvy’

La Red se llena de críticas por la decisión de la empresa que justifica sus decisión en que se han violado sus políticas de uso

Instagram prohíbe la etiqueta ‘curvy’

Buscar la etiqueta curvy (con curvas, gordito/a) en Instagram es inútil porque ya no aparece más en su motor de búsquedas. La empresa la ha eliminado porque "estaba siendo usada para compartir contenido que violaba nuestras directiva sobre desnudos", según ha declarado un portavoz a la web Mashable. Aunque la red social ha querido dejar claro que el bloqueo no tiene nada que ver con el significado en sí del hashtag, los usuarios han revolucionado Twitter expresando su disconformidad con esta decisión. 

Rihanna, Nicky Minaj, Beyoncé o modelos de talla grande como Tara Lynn han usado esta etiqueta en alguna de sus publicaciones. Incluso Kim Kardashian la utilizaba en imágenes de su voluptuoso trasero. Pueden buscarse aún los hashtag curvygirl —317.000 publicaciones—, curvyfashion —102.000 publicaciones— o skinny (esquelético). Al realizar la búsqueda de este último tag, Instagram invita a obtener más información y ayuda sobre trastornos alimenticios. 

New work for @monifcplussizes💧Something a lil' different! P.s. Use TESS to save 15% off on the site 🌴#TessHolliday #plusmodel #effyourbeautystandards

Una foto publicada por +Size Model || Feminist🎈 (@tessholliday) el

El bloqueo es la respuesta al aumento del uso de esta etiqueta con fines pornográficos, pero siguen pudiéndose utilizar otros como vagina, clítoris o dildo. La editora de la revista online Plus Model Magazine, Madeline Jones, ha expresado su indignación porque no entiende qué lógica tiene esta "medida tan radical" mientras siguen activas esas búsquedas de contenido tan explícito. 

No es la primera vez que la Red social, que ha servido para dar a conocer a muchas mujeres de grandes curvas como Candice Huffine o Tess Holliday, se enfrenta a una polémica de este tipo. La campaña #FreeTheNipple (libera el pezón) atacó a Facebook —dueño de Instagram— por su estricta política en cuanto al desnudo. Finalmente, la protesta logró que la Red social permitiera publicar imágenes de madres dando el pecho a sus bebés o una mastectomía.