Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un gimnasio modelo

La modelo Veronica Blume abre un centro de yoga en Barcelona y se suma a la moda de famosas que apuestan por esta modalidad

Veronica Blume en su nuevo espacio de Yoga El Garage de Barcelona. Ampliar foto
Veronica Blume en su nuevo espacio de Yoga El Garage de Barcelona.

Veronica Blume conoció a Christian Schallert “en el parvulario”. Sus caminos han corrido paralelos desde aquel entonces pero parecen haberse reencontrado en el momento justo. Schallert acaba de abrir el hotel de moda en Barcelona, el Brummell, y con apenas tres meses de trabajo es casi imposible encontrar una habitación libre, además de haber convertido sus dos terrazas en punto de encuentro de artistas, actores y creativos (la tercera es un gigantesco huerto ecológico). El propio Brummell le mostró a Blume (ya retirada del mundo de la moda pero tan activa como antaño) un local, pegado al suyo, que el primero pensó que sería perfecto para que esta abriera el que ha sido su sueño durante los últimos años: “Abrir un gimnasio de yoga”.

Así ha sido como Blume, una de las top models más reputadas de la historia de nuestro país, ha acabado abriendo The Garage, un local luminoso, de grandes ventanales, donde la hoy mujer de negocios y con años de práctica en el universo del yoga acaba de abrir su refugio personal. “Tengo clarísimo que esto es una nueva etapa de mi vida, una etapa que empiezo con muchísima ilusión y que tiene que ver con mi pasión por el yoga. ¿Cuándo empezó? Pues cuando debía empezar: cuando estaba embarazada, mi cuerpo estaba cambiando y mi mente estaba abierta a nuevas experiencias. Ahí fue cuando encontré el yoga”. En la inauguración, aparte de la obvia presencia de Schallert (su hotel tiene un acceso privado al espacio de Blume), pudo verse a tops como Judith Mascó o Martina Klein, que acudieron a dar apoyo a su colega y amiga (Klein se añadió también a la clase que sirvió para dar el pistoletazo de salida al proyecto).

En las paredes, una colección de imágenes del legendario fotógrafo de moda, Outomuro, en un ambiente dominado por la madera y los tonos claros: “¿Si tuvimos alguna crisis? Sí, por supuesto. Han sido seis meses de obras y siempre surgía algún problema. Llegados a un determinado punto es imposible no pensar que al final no vas a conseguirlo. Pero, finalmente, aquí estamos”, dice Blume. Para la exmodelo, “el yoga es algo extraordinario porque te lo da todo: te aporta paz, tranquilidad, te ayuda a explorarte, a conocerte a ti mismo, por eso me enamoré de la disciplina… que quede claro que yo no soy profesora de yoga, simplemente creo que llevo practicándolo el tiempo suficiente como para transmitir ciertos conocimientos: este es mi espacio y espero que todo el mundo se sienta bienvenido a él”, dice la catalana.

De izquierda a derecha: Martina Klein, Veronica Blume y Judith Mascó, en la inauguración del centro de yoga. ampliar foto
De izquierda a derecha: Martina Klein, Veronica Blume y Judith Mascó, en la inauguración del centro de yoga.

The Garage está enclavado en Poble Sec, un barrio barcelonés que hace pocos años era un enclave en lento declive y que ahora, gracias a iniciativas como las de Brummell, Blume o restaurantes como La mano rota o Palo cortao, atrae a famosos, amantes de la buena comida y barceloneses de toda la vida, que pueden ver en vivo y en directo cómo el barrio se transforma. “Es un placer estar aquí”, dice Blume, “es un lugar precioso, que está renovándose completamente, y creo que de alguna manera eso también tiene que ver con el mundo del yoga. Francamente, desde la primera vez que Christian [Schallert] me llamó y me dijo ‘Verónica, creo que he encontrado el sitio perfecto para ti’ y me acerqué a verlo, no tuve ninguna duda de que había encontrado lo que andaba buscando. ¿Miedos? Bueno, antes [cuando era modelo] tenía una agencia que me protegía y asesoraba, que vigilaba mis espaldas, por así decirlo. Ahora voy a manejar yo solita mi propio negocio y eso es una gran responsabilidad, pero es lo que he escogido y estoy muy satisfecha con mi decisión”, afirma.

The Garage ya ha abierto sus puertas y a juzgar por la asistencia a la fiesta de su inauguración oficial, trufada de famosos de todos los sectores, promete haber llegado para quedarse: “Mis expectativas son bastante simples. Poder transmitir algo de lo que me ha llenado tanto durante todos estos años y que la gente salga satisfecha de haber venido aquí a disfrutar durante un ratito de lo maravillosa que es la practica del yoga”, concluye la top.