Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las calles franquistas de Madrid
12 fotos

Las calles franquistas de Madrid

En el mapa de la capital hay más de 309 placas de personajes históricos relacionados con el franquismo

  • Calle de la Batalla de Belchite, entre las travesías de Tomás Bretón y de Alicante, en el barrio de las Delicias. Lleva su actual nombre desde el 8 de febrero de 1954, según los datos del historiador Antonio Ortiz, que ha elaborado un callejero franquista de Madrid. La placa recuerda este episodio militar, que tuvo lugar en la localidad zaragozana del mismo nombre entre el 24 de agosto y el 6 de septiembre de 1937 y terminó con gran coste para el bando republicano.
    1Calle de la Batalla de Belchite, entre las travesías de Tomás Bretón y de Alicante, en el barrio de las Delicias. Lleva su actual nombre desde el 8 de febrero de 1954, según los datos del historiador Antonio Ortiz, que ha elaborado un callejero franquista de Madrid. La placa recuerda este episodio militar, que tuvo lugar en la localidad zaragozana del mismo nombre entre el 24 de agosto y el 6 de septiembre de 1937 y terminó con gran coste para el bando republicano.
  • La avenida del Comandante Franco, en Chamartín, homenajea al militar y aviador Ramón Franco, hermano del dictador.
    2La avenida del Comandante Franco, en Chamartín, homenajea al militar y aviador Ramón Franco, hermano del dictador.
  • El pasaje del General Mola, en el distrito de Salamanca, une la calle del Príncipe de Vergara con la de otro militar, el general Pardiñas. La placa recuerda a Emilio Mola Vidal, uno de los cabecillas de la sublevación militar del 18 de julio de 1936. En 2011, una asociación de vecinos pidió en la Junta Municipal del distrito que se retirara su nombre, pero el PP rechazó la propuesta con los votos de UPyD por el coste económico que suponía.
    3El pasaje del General Mola, en el distrito de Salamanca, une la calle del Príncipe de Vergara con la de otro militar, el general Pardiñas. La placa recuerda a Emilio Mola Vidal, uno de los cabecillas de la sublevación militar del 18 de julio de 1936. En 2011, una asociación de vecinos pidió en la Junta Municipal del distrito que se retirara su nombre, pero el PP rechazó la propuesta con los votos de UPyD por el coste económico que suponía.
  • Confluencia de las calles del general Yagüe y del general Varela, en el distrito de Tetuán. Ambos militares asediaron Madrid durante la Guerra Civil. Juan Yagüe bombardeó la capital “con 16 baterías artilleras durante la mayor parte de la guerra y dio muerte a miles de personas”, recordaba en 2008 Luis Rubio, un combatiente republicano, a este periódico. Enrique Varela tuvo bajo su mando a 30.000 marroquíes que hostigaron la ciudad durante tres años, con la ayuda de los aviones y las tropas que enviaron Hitler y Mussolini.
    4Confluencia de las calles del general Yagüe y del general Varela, en el distrito de Tetuán. Ambos militares asediaron Madrid durante la Guerra Civil. Juan Yagüe bombardeó la capital “con 16 baterías artilleras durante la mayor parte de la guerra y dio muerte a miles de personas”, recordaba en 2008 Luis Rubio, un combatiente republicano, a este periódico. Enrique Varela tuvo bajo su mando a 30.000 marroquíes que hostigaron la ciudad durante tres años, con la ayuda de los aviones y las tropas que enviaron Hitler y Mussolini.
  • El militar y guardia civil Santiago Cortés González, el capitán Cortés, cuenta con una calle en Madrid, en la zona de Hortaleza, y un colegio público, en Carabanchel. En 1936 encabezó en Jaén la sublevación de un grupo de guardias civiles en el Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza. Allí aguantaron durante ocho meses el asedio del banco republicano.
    5El militar y guardia civil Santiago Cortés González, el capitán Cortés, cuenta con una calle en Madrid, en la zona de Hortaleza, y un colegio público, en Carabanchel. En 1936 encabezó en Jaén la sublevación de un grupo de guardias civiles en el Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza. Allí aguantaron durante ocho meses el asedio del banco republicano.
  • Calle del General Dávila, en el barrio de Vallehermoso (Chamberí). Desde 1962 lleva el nombre de Fidel Dávila Arrondo, que durante la sublevación del 18 de julio se hizo con el poder del gobierno civil de Burgos. La calle paralela, la del General Asensio Cabanillas, honra también a otro de los militares sublevados.
    6Calle del General Dávila, en el barrio de Vallehermoso (Chamberí). Desde 1962 lleva el nombre de Fidel Dávila Arrondo, que durante la sublevación del 18 de julio se hizo con el poder del gobierno civil de Burgos. La calle paralela, la del General Asensio Cabanillas, honra también a otro de los militares sublevados.
  • Paseo del Doctor Vallejo-Nágera, cerca del paseo de las Acacias. Fue Jefe de los Servicios Psiquiátricos Militares durante la dictadura y encargado de elaborar un estudio que demostrase la inferioridad mental de las personas de ideología marxista. En ese informe defendió la separación de los hijos de padres marxistas. El Foro por la Memoria de Madrid ha arrancado esta placa en dos ocasiones, en 2011 y en 2013, a modo de protesta. No es la única travesía que homenajea a un médico del franquismo: en la capital hay también placas con el nombre del doctor Mediavilla, que se declaró a favor de la sublevación en cuanto estalló, o del cirujano militar Mariano Gómez de Ulla.
    7Paseo del Doctor Vallejo-Nágera, cerca del paseo de las Acacias. Fue Jefe de los Servicios Psiquiátricos Militares durante la dictadura y encargado de elaborar un estudio que demostrase la inferioridad mental de las personas de ideología marxista. En ese informe defendió la separación de los hijos de padres marxistas. El Foro por la Memoria de Madrid ha arrancado esta placa en dos ocasiones, en 2011 y en 2013, a modo de protesta. No es la única travesía que homenajea a un médico del franquismo: en la capital hay también placas con el nombre del doctor Mediavilla, que se declaró a favor de la sublevación en cuanto estalló, o del cirujano militar Mariano Gómez de Ulla.
  • Las placas que recuerdan a los "mártires" y a los "caídos" en la Guerra Civil son numerosas en Madrid. La calle de los Mártires de Paracuellos se encuentra en el distrito de Tetuán, a pocos metros de las que honran a los militares sublevados Yagüe y Varela. Antes se llamaba la calle A pero, según el callejero franquista del historiador Antonio Ortiz, desde 1955 honra a los muertos en los episodios de Paracuellos del Jarama, entre el 7 de noviembre y el 4 de diciembre de 1936.
    8Las placas que recuerdan a los "mártires" y a los "caídos" en la Guerra Civil son numerosas en Madrid. La calle de los Mártires de Paracuellos se encuentra en el distrito de Tetuán, a pocos metros de las que honran a los militares sublevados Yagüe y Varela. Antes se llamaba la calle A pero, según el callejero franquista del historiador Antonio Ortiz, desde 1955 honra a los muertos en los episodios de Paracuellos del Jarama, entre el 7 de noviembre y el 4 de diciembre de 1936.
  • También en el distrito de Tetuán, la calle homenajea al aviador Demetrio Zorita Alonso. Célebre por ser el primer español que atravesó la barrera del sonido en 1954, fue uno de los militares que meses después de estallar la Guerra Civil optó por incorporarse al bando sublevado. Nacido en Ponferrada (León), la capital leonesa también le dedica un hueco en su callejero.
    9También en el distrito de Tetuán, la calle homenajea al aviador Demetrio Zorita Alonso. Célebre por ser el primer español que atravesó la barrera del sonido en 1954, fue uno de los militares que meses después de estallar la Guerra Civil optó por incorporarse al bando sublevado. Nacido en Ponferrada (León), la capital leonesa también le dedica un hueco en su callejero.
  • La plaza de Arriba España, junto al Parque de Berlín (en el distrito de Chamartín), lleva este nombre desde 1947, cuando sustituyó a la plaza de Blasco Ibáñez, señala el experto Antonio Ortiz en su callejero franquista. En 2013, el Ayuntamiento de Madrid, entonces gobernado por el PP, rechazó por "cansina y reiterada" la propuesta del PSOE de cambiar la denominación, que hace referencia al lema de la Falange Española.
    10La plaza de Arriba España, junto al Parque de Berlín (en el distrito de Chamartín), lleva este nombre desde 1947, cuando sustituyó a la plaza de Blasco Ibáñez, señala el experto Antonio Ortiz en su callejero franquista. En 2013, el Ayuntamiento de Madrid, entonces gobernado por el PP, rechazó por "cansina y reiterada" la propuesta del PSOE de cambiar la denominación, que hace referencia al lema de la Falange Española.
  • Llevaba el nombre de Hilario Dago, decano de los procuradores de Madrid, pero desde 1958 homenajea a los muertos de la División Azul, la unidad de voluntarios españoles que se formó con el objetivo de luchar en la Segunda Guerra Mundial con el ejército de la Alemania nazi. La calle se encuentra en el distrito de Chamartín.
    11Llevaba el nombre de Hilario Dago, decano de los procuradores de Madrid, pero desde 1958 homenajea a los muertos de la División Azul, la unidad de voluntarios españoles que se formó con el objetivo de luchar en la Segunda Guerra Mundial con el ejército de la Alemania nazi. La calle se encuentra en el distrito de Chamartín.
  • 12