Por qué es un error no llevar calcetines en verano (aunque lo haga Ryan Gosling)

Bradley Cooper, Jude Law y otros famosos no los utilizan. Pero, claro, ellos son estrellas. Qué recomiendan los especialistas

Paul Newman y su mujer Joanne Woodward en la playa de Famagusta, Chipre, en el rodaje de 'Éxodo' (1960). Paul sabe combinar con estilo pantalón corto y zapatos con calcetines.
Paul Newman y su mujer Joanne Woodward en la playa de Famagusta, Chipre, en el rodaje de 'Éxodo' (1960). Paul sabe combinar con estilo pantalón corto y zapatos con calcetines.Cordon Press

La etiqueta se va relajando temporada a temporada. Ryan Gosling y Jude Law prescinden de los calcetines siempre que calzan mocasines. Otro actor, Bradley Cooper, ha salido a la calle con traje de chaqueta, zapatos cerrados y sin calcetines. ¿El más radical? El modelo británico David Gandy, que ha pasado de los calcetines incluso posando con zapatos de cordones y ante.

La leyes de la etiqueta lo permiten y hasta en los códigos de protocolo actuales se disculpa la ausencia de ellos en el caso de llevar calzado blando tipo mocasín.

Los especialistas médicos son menos comprensivos y ven esta prenda como la barrera más eficaz frente a determinadas infecciones y bacterias que acampan a sus anchas cuando la humedad y el sudor forman parte de la ecuación.

El podólogo Daniel Guerrero, director de la Clínica Podológica Daniel Guerrero, aconseja el uso del calcetín en invierno y en verano. “Siempre que se calcen zapatos cerrados. Estarían exentas las sandalias de cuero virgen que absorben la sudoración, pero cualquier material sintético exige calcetines”, señala. Analicemos el asunto desde diferentes ángulos.

El actor Ryan Gosling (sin calcetines) con su perro George (con calcetín) en el programa de Jimmy Fallon, en Nueva York.
El actor Ryan Gosling (sin calcetines) con su perro George (con calcetín) en el programa de Jimmy Fallon, en Nueva York.Getty Images

1. Materiales y tejidos adecuados

Los podólogos aconsejan llevar calcetines tanto en verano como en invierno; los gurús de la elegancia prefieren prescindir de ellos en verano

“El pie suda siempre. Es lo natural, y la función del calcetín es la de absorber el sudor. En ese sentido, el algodón es el tejido más aconsejado. Sin embargo, los siempre socorridos ejecutivos son mortales, la fibra sintética y la poliamida potencian la hiperhidrosis [sudoración excesiva]”, señala Guerrero. Uno de los consejos que siempre da a sus pacientes para evitar problemas de sudoración y humedad es cambiarse de zapatos a mitad del día.

2. Lo elegante es no llevarlos

David Beckham el pasado 28 de abril en Los Ángeles. Él es otro que pasa del calcetín.
David Beckham el pasado 28 de abril en Los Ángeles. Él es otro que pasa del calcetín.Getty Images

Los especialistas médicos y los estilistas no se ponen de acuerdo. Arturo Gil Bordes es lo que se llama un fashion influencer, una persona que con su estilo influye en los demás y crea tendencia. "Es verdad que en algunas situaciones es complicado darles la espalda, pero en verano, los desterraría de todos los looks y los reservaría solo para las zapatillas deportivas", señala, contundente. ¿Y con traje de chaqueta? "Lo más cool es no llevarlos. Otra cosa es lo del calcetín con la sandalia o la chancla retro. Se ven ejemplos en los Instagram de famosos y por la calle, pero yo nunca lo aconsejaría. Está a medio camino entre algo que está de moda entre la gente guay y lo imperdonable", zanja el estilista

3. Olor bajo control Descalzarse e inundar cualquier estancia con un olor a pies –por ligero que sea– no entra en los estatutos de ninguna etiqueta. Para evitarlo se pueden utilizar jabones antibacterianos, desodorantes y plantillas específicas. ¿La mejor receta contra los malos efluvios? El podólogo recomienda: “La clásica fórmula magistral de talco con ácido bórico al 50%”.

4. Infecciones a raya

Se estima que un 15% de la población padece onicomicosis (infección de las uñas provocada por hongos). ¿Aumentan los porcentajes en verano? Realmente no, pero el doctor Vicente Crespo, Coordinador del Grupo de Micología de la AEDV, sí señala que hay más consultas por ello. “El aumento de temperaturas y la humedad constituyen factores apropiados para el desarrollo de muchos microorganismos. Pero las infecciones por hongos en los pies (y las uñas) en particular suelen ser de evolución muy crónica. El paciente está infectado desde mucho tiempo atrás, pero apenas manifiesta síntomas. Los hongos que producen el pie de atleta [infección en los pies provocada por hongos] están extraordinariamente bien adaptados al parasitismo de la piel humana. Se alimentan de la queratina de la capa córnea de la epidermis y apenas producen reacción inflamatoria en muchos casos. Esta situación de equilibrio durante los meses fríos puede romperse al llegar el verano y modificarse las condiciones. Entonces el paciente empieza a notar molestias como picor e incluso dolor, y consulta a su médico”, señala el dermatólogo.

¿Lo último? El láser PinPointe Foot Laser. Es el primer dispositivo basado en luz aprobado por la FDA (Food and Drug Administration, Agencia de Alimentos y Medicamentos, el organismo en EE UU que regula los alimentos), extremadamente dura de convencer cuando se trata de aprobar nuevas aparatologías, y es capaz de eliminar las afecciones provocadas por los hongos en los pies en una sesión. El tratamiento tradicional, como señala la dermatóloga María Seguado, “suele basarse en el uso de antifúngicos tópicos o medicamentos orales, pero es un proceso largo que puede llegar a los seis meses y presenta efectos secundarios".

5. Chanclas + calcetines, todos de acuerdo

Este verano se prevé que volverán a verse calcetines con sandalias fuera del ámbito del Museo del Prado o el Guggenheim. Los guiris ya no tienen la exclusividad. El universo moderno (hipster) los llevará, además de personajes como Justin Bieber, que ya se ha rendido a la combinación chanclas + calcetines. Es en este caso donde estética y expertos sanitarios se ponen de acuerdo. El podólogo Daniel Guerrero advierte sobre utilizar este calzado sin protección: “Hay que tener cuidado cuando son pies delicados. Con las chanclas de plástico pude entrar humedad y entonces sufrirán. Sería como llevar los pies metidos en una bandeja de agua.”. En ese caso, por favor, con calcetín.

6. Trucos para evitar disgustos (si se pasa de los calcetines este verano)

A lo largo de la vida los pies recorren el equivalente a dar tres vueltas a la Tierra, y soportan el 100% del peso de nuestro cuerpo. Uno de cada tres españoles no lleva a cabo una correcta higiene de la zona, el 60% se salta a la torera la hidratación de los pies y la mitad ha padecido alguna vez durezas, hongos o ampollas. Estos datos nos los proporciona Marta Alen, directora de Escape Madrid, centro de manicura y pedicura.

Los trucos, nos los soplan los especialistas de la firma de calzado Made in Me.

- Hidratar bien los pies durante todo el verano. Planta, talón y empeine. La piel se volverá más elástica y resistente.

- Si es necesario y son sospechosos de provocar rozadura, conviene aplicar crema hidratante sobre las costuras de los zapatos unos días antes de su estreno.

- Un viejo truco que siempre funciona es meter los zapatos en el congelador, dentro de una bolsa de plástico, durante dos horas. Hay que ponérselos nada más sacarlos para adaptarlos a la horma de cada pie.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS