Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Gramática y política

La reincidencia en el Congreso de los Diputados en el uso de la expresión “miembros y miembras”es una consecuencia directa de la ridícula y absurda manía de utilizar continuamente el masculino y el femenino debido a una errónea interpretación políticamente correcta del lenguaje y la gramática, muy presente sobre todo en los partidos supuestamente más progresistas del arco parlamentario.

No es ese el único error gramatical frecuente en el habla actual de los políticos. Se escucha con frecuencia el “habían” en vez del correcto “había”; el “dequeísmo” de hace unos años se ha convertido en una equivocada ultracorrección gramatical que destierra del habla el “de que” incluso cuando se hace necesario; e incluso el presidente del Gobierno suele saltarse la concordancia de número obligada cuando dice “le quiero decir a los españoles” en lugar de “les quiero decir a los españoles”.

Estos son solo algunos ejemplos que vienen a demostrar que la gramática y la sintaxis se llevan cada vez peor con la política.— Carlos Bravo Suárez.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.