Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La herencia de Robin Williams llega a los juzgados

Los tres hijos del actor y su esposa se enfrentan por sus objetos personales

Robin Williams
De izquierda a derecha: Susan Schneider, Robin Williams y su hija Zelda, en el estreno de una película en noviembre de 2013.

Hollywood vivía un duro golpe el pasado mes de agosto cuando Robin Williams decidía acabar con su vida. La meca del cine y miles de seguidores se unieron al dolor de la familia por la pérdida del actor. Tras unos meses apartados del foco meditático, el pasado mes de diciembre los titulares se hacían eco de una desagradable noticia: la tercera esposa del cómico y sus tres hijos se enfrentan por su legado. Este lunes la disputa familiar por la última voluntad de Robin Williams llega a los juzgados, ya que los abogados de ambas partes se citan en una corte de San Francisco. Los letrados deben comparecer ante el juez de sucesiones para decidir quién se queda con los objetos personales que Williams tenía en su casa del norte de California (Estados Unidos), en la que se le encontró sin vida el 12 de agosto.

Tras su muerte a los 63 años, se supo que el actor padecía una depresión y la enfermedad de párkinson.También se reveló que antes de morir había dejado bien atada su herencia en un testamento en el que donaba su fortuna a una fundación que incluye a sus tres hijos -Zak, Zelda y Cody- como benefactores y ordenaba la creación de un fondo para su tercera esposa, la diseñadora gráfica Susan Schneider Williams. El ganador de un Oscar por El indomable Will Hunting también le dejaba en herencia  a Schneider su casa de Tiburón y todo lo que esta contenía.

La casa de Robin Williams en California
La casa de Tiburón (California) que Robin Williams dejó en herencia a su tercera esposa, Susan Schneider.

Precisamente, Schneider denuncia que los hijos del actor se llevaron pertenencias de su padre “de manera unilateral” de dicha residencia, y pide al juez que los objetos de esa casa no les sean entregados. El abogado de los vástagos del intérprete asegura que ni él ni sus representados han estado en una casa en la que se les ha negado la entrada. En declaraciones al The New York Times, los hijos del protagonista de Señora Doubtfire o El club de los poetas muertos aseguraron tener el corazón roto porque se está actuando “en contra de sus deseos, desafiando los planes que tan cuidadosamente hizo para su herencia”.

Según los documentos aportados al juzgado, Robin Williams legó a sus hijos todos los recuerdos y premios a lo largo de su carrera, así como otros objetos personales que podrían incluir cuadros, relojes, juguetes o tebeos. El abogado de Susan Schneider ha asegurado que su cliente solo busca el dictamen de un juez sobre ciertas cláusulas del testamento, ya que ella entiende que si le corresponde la casa de Tiburón eso implica que los objetos que corresponden a Zak, Zelda y Cody son los que se encuentran en la residencia que poseía Napa.

Más información