Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kim Jong-un: menos cejas, más tupé

El líder norcoreano presenta una nueva imagen tras conmemorar el aniversario del nacimiento de su padre

Kim Jong-un.
El líder norcoreano Kim Jong-un. AFP

Las cejas reducidas al mínimo y el tupé elevado al máximo. Es el nuevo look con el que ha sorprendido el líder norcoreano, Kim Jong-un, esta semana. El rapado al cero sobre las orejas que ya es marca de la casa está ahora aún más marcado, y el tupé que en alguna ocasión dejó ondear libremente no solo se muestra más tieso y alto que nunca sino que ha adquirido una llamativa forma trapezoidal.

Kim eligió una reunión del Politburó del Comité Central del Partido Comunista para exhibir su nueva imagen. Luciendo también gafas -algo que suele hacer en las comparecencias solemnes para proyectar dignidad- el líder norcoreano mostraba un notable parecido a su padre, Kim Jong Il, en sus tiempos jóvenes.

Karim Nabbach, el peluquero que usó la imagen del líder norcoreano.
Karim Nabbach, el peluquero que usó la imagen del líder norcoreano.

Precisamente, su nuevo corte de pelo se estrena solo tres días después de conmemorar solemnemente el 73º aniversario del nacimiento de su progenitor. Entonces, Kim lanzó un llamamiento a los norcoreanos a emular al Querido Líder.

Kim Jong-un, en una imagen de abril de 2014.
Kim Jong-un, en una imagen de abril de 2014. / EFE

Periódicos como el hongkonés South China Morning Post ya habían especulado con anterioridad con el recorte gradual de las cejas del treintañero dirigente. Ya visiblemente más cortas que los párpados, tras haber ido reduciendo su tamaño en los últimos meses, su depilación podría tener como objeto el acentuar el parecido de Kim Jong-un con su abuelo Kim Il Sung, fundador del régimen norcoreano y venerado como un padre entre los ciudadanos. Imágenes de juventud de Kim Il Sung muestran que él también lució en su día un rapado al cero en ambos lados de la cara.

En cualquier caso, el estilo capilar no es cuestión de broma en Corea del Norte, donde el régimen interviene hasta en los peinados que recomienda a sus ciudadanos. Las mujeres pueden elegir entre 18 opciones diferentes para lucir su cabello, pero la gama considerada apropiada para los varones es mucho más limitada: solo están bien vistos diez peinados, que no pueden sobrepasar los cinco centímetros de longitud para los más jóvenes. Si el caballero luce ya canas, puede permitirse siete centímetros.

Y el régimen toma muy en serio la imagen de su líder. El año pasado, funcionarios norcoreanos exigieron la retirada del cartel de una peluquería de Londres que prometía descuentos en cortes para hombres y mostraba el peinado de Kim Jong-un como ejemplo de estilo nefasto.

Más información