Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El problema del sector hostelero es la falta de preparación”

El chef Alberto Chicote amplia la oferta formativa en la segunda edición de su escuela

Alberto Chicote, en el congreso San Sebastián Gastronomika.
Alberto Chicote, en el congreso San Sebastián Gastronomika. Cordon Press

Frases como: “Esto y la matanza de Texas es lo mismo” o “Cuando la comida está del mismo color que el mango del cuchillo, tenemos un problema", ya no serán lanzadas, tan a menudo, por el reconocido chef Alberto Chicote. Y es que su manera directa y peculiar de corregir en televisión los errores que cometen los hosteleros y cocineros ha tomado otra dirección, eso sí “siempre exigiendo lo mejor”. Desde que en agosto del año pasado el presentador de Pesadilla en la cocina y juez en Top chef puso en marcha la Escuela Chicote junto a la Fundación UNED, más de 100 profesionales del mundo culinario se han licenciado. “El resultado en la primera edición ha sido excelente. Viendo el éxito alcanzado decidimos ampliar y pasar de cinco a 20 cursos”, ha explicado Chicote.

Después de tantas pesadillas ya no le queda duda alguna al chef. La falta de formación es un problema que hierve en muchas cocinas españolas. “Siempre pensé que cualquiera que se hubiera preparado dentro de una cocina debía tener sí o sí ciertos conocimientos básicos. Pero me di cuenta de que no era así. Que hacía falta preparación”, ha dicho Chicote en la presentación en Madrid de la segunda edición de su escuela. Quién más que un cocinero para conocer y saber los “extraños” horarios que se manejan en la cocina. “En este oficio, donde pasas muchas horas metido, es complicado asistir a clases presenciales. Por eso es que optamos por hacerlo online, con un aula virtual”, añade.

Alberto Chicote maneja una parrilla en su taberna madrileña de inspiración japonesa Yakitoro. ampliar foto
Alberto Chicote maneja una parrilla en su taberna madrileña de inspiración japonesa Yakitoro.

Para esta nueva edición la escuela de uno de los chefs más temidos de la televisión española, ofrece cosas sencillas que van desde cómo escandallar platos o saber qué se tiene que comprar y cómo se debe vender, así como organizar una bodega, hasta aspectos más complejos como la gestión de un negocio o el desarrollo de una imagen comercial. “Hay muchos negocios de hostelería, el ocio y el turismo que fueron montados por personas que no conocían del oficio, y con este tipo de cursos que duran pocas semanas y se enfocan en un tema en particular, los interesados se van formando poco a poco en cada área”, señala Chicote.

Ya en la primera edición de la Escuela Chicote, el pasado año, el chef lamentaba que la formación en general de quienes gestionan los restaurantes sea de “en un nivel más bajo que el que debiera y, desde luego, más bajo que en otros países de Europa”. Entonces Chicote aseguraba que esta situación chocaba con “los grandísimos profesionales y la cocina de vanguardia, creativa y de alto nivel” de la gastronomía del país, en la que sus cocineros conforman “buena parte de la enseña internacional de España”.

Además de sus múltiples actividades -entre ellas su taberna madrileña de inspiración japonesa Yakitoro- ahora suma la tercera temporada del programa Top Chef. El cocinero sigue sosteniendo su punto de vista, “no existe una saturación de programas sobre gastronomía en la parrilla televisiva”, y cree que cuanto más ofertas de programas haya será mejor.