Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alas y Piggott, la mirada más deseada

Han definido la fotografía de moda de la última década. Hoy comparten el estatus de estrellas con aquellos que se plantan ante su objetivo. El último ha sido Justin Bieber

Mert Alas y Marcus Piggott, de Mert&Marcus,
Mert Alas y Marcus Piggott, de Mert&Marcus,

Un cantante adolescente que se presenta en calzoncillos con un físico de quien ya es todo un hombre. Una diva madura con los pechos al aire y con unos cables enrollados en la cara para mostrar su rebeldía. Estos son algunos de los elementos de las campañas fotográficas que han acaparado la atención mundial en las postrimerías del año pasado y el arranque de 2015. Madonna y Justin Bieber han sido sus protagonistas, y las imágenes de ambos tienen algo en común: la misma firma de Mert Alas y Marcus Piggott, Mert&Marcus, la pareja de fotógrafos por la que todos los famosos quieren ser retratados.

Alas y Piggott han definido la fotografía de moda de la última década, y con cada campaña han ido agrandando su leyenda hasta compartir el estatus de superestrellas con aquellos que se plantan ante sus objetivos. Ambos nacieron en 1971, y su andadura juntos comienza en Londres en 1994. Alas llegó a la capital inglesa desde su ciudad natal, Estambul, para continuar su camino en el mundo del arte, iniciado en la música clásica. En Londres empezó a trabajar como modelo fotográfico. Piggott, galés, trabajaba allí como diseñador gráfico y asistente de fotógrafo. Se conocieron en una sesión e iniciaron una relación sentimental y profesional, unidos por los mismos gustos artísticos. Entre los dos forjaron un estilo refinado, de colores saturados, hiperrealista y lleno de sensualidad, influenciados por el surrealismo de Guy Bourdin o la imaginería erótica y en ocasiones sadomasoquistas de Robert Mapplethorpe.

Kate Moss para Playboy. ampliar foto
Kate Moss para Playboy.

Las primeras fotos que hicieron para la revista Dazed and Confused se convirtieron en portada. Después vendrían las de las mejores revistas y las campañas para los grandes nombres de la industria. “Obviamente estamos aquí para vender un producto, pero el truco es ofrecer ese mensaje de una forma no convencional, así se convierte en mucho más que vender algo”, declaraban hace 15 años a The New Yorker. Una filosofía que les abrió la puerta al mundo de las estrellas del cine, la música y el deporte: Angelina Jolie, Anne Hathaway, Helena Bonham Carter, Shakira, Lady Gaga para el 120º aniversario de Vogue o Cristiano Ronaldo en ropa interior para Emporio Armani, entre muchos otros.

Otra fuente de inspiración para la pareja es Ibiza, especialmente el islote Es Vedrà. Frente a él compraron una casa hace 10 años. Enamorados de sus leyendas y misterio, Alas y Piggott establecieron allí uno de sus centros de operaciones a la vez que lugar de descanso. Un paraíso del que han ejercido de embajadores para muchos de sus famosos amigos. Las minivacaciones ibicencas de Madonna el pasado verano fueron cosa suya, la alojaron en su casa y se llevaron a la cantante de fiesta por las principales discotecas desatando la locura a su paso.

Justin Bieber y Lara Stone, en la campaña para Calvin Klein.
Justin Bieber y Lara Stone, en la campaña para Calvin Klein.

Precisamente Madonna ha sido decisiva en su consagración como los grandes fotógrafos de las estrellas. La reina del pop encarna el ideal de mujer poderosa, sexy y sofisticada que Mert&Marcus quieren mostrar en sus trabajos. Madonna les encargó las fotos de su anterior disco y no dudó en hacerles debutar como directores de su videoclip Girl Gone Wild. Ahora vuelven a repetir con la diva, encargándose en exclusiva de su imagen en una etapa decisiva en su carrera. Una sesión para la revista Interview con una Madonna más provocadora que nunca enseñando los pezones para desafiar a aquellos que cuestionan su edad; la próxima campaña de Versace, y las fotos de su nuevo álbum. En la portada de Rebel Heart la Ciccone mira hacia el horizonte con la cara enrollada en un cable. Una imagen que no ha tardado en llenar las redes sociales de imitadores; desde los fans a famosos como los actores Paco León o Macarena Gómez, todos se han apuntado a la moda de los cables. Mert&Marcus tienen en Madonna a la musa con la que consiguen éxito, polémica y repercusión, mientras al mismo tiempo crean imágenes icónicas.

Madonna para la revista Interview.
Madonna para la revista Interview.

Su otra diosa es Kate Moss. Alas y Piggott fotografiaron a la modelo para la entrevista de Vanity Fair en la que la top hablaba por fin de sus problemas de drogas o de su relación con Johnny Depp. Unas fotografías para plasmar su resurgimiento: radiante, rubia platino y semidesnuda en un jardín de Ibiza. También con la modelo británica los fotógrafos inauguraron el que ha sido su gran año, 2014, en otra portada histórica: la del 60º aniversario de Playboy. Nadie esperaba a la modelo interpretando ese papel, pero Mert&Marcus convirtieron a la británica en una conejita sexy, pero al mismo tiempo distinta a las clásicas playmates.

Empezaron 2014 con una campaña potente, y este año lo han iniciado con una bomba: las imágenes de Justin Bieber en calzoncillos para Calvin Klein. Mert&Marcus tenían como misión convertir a la estrella del pop en lo que fue Mark Wahlberg en los años noventa. De momento el resultado ha sido muchos titulares con acusaciones de abuso del Photoshop para que el ídolo adolescente apareciera mucho más fornido de lo que es. Una polémica, la del Photoshop, que estos pioneros de la fotografía han arrastrado en sus últimas campañas [y de la que Bieber se ha reído en su cuenta de Instagram]. Ya les ocurrió con las fotos de la cantante Adele para Vogue en las que aparecía muy delgada, y lo mismo con cada imagen de Madonna. La pujante tendencia a lo natural y en contra de los retoques digitales, enarbolada por la propia Kate Moss, no parece haber afectado a Alas y Piggott. Ellos no hablan del tema, conscientes de que el debate no es más que abono para el éxito de su trabajo. Las celebridades implicadas tampoco se pronuncian; con Mert&Marcus siempre lucen magníficas.