Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ritual de la circuncisión en Kenia

Algunas etnias del país africano siguen practicando esta operación a los chicos de 16 años como símbolo de paso a la edad adulta. Noor Khamis, de Reuters, nos muestra esa ceremonia

  • Los rituales de circuncisión se celebran en agosto, en algunas tribus de Kenia, como un rito anual de paso a la edad adulta. La Bukusu, un subgrupo de la etnia Luhya (una de la más numerosas de Kenia), es una de las comunidades que continúan practicando esta ceremonia. El día antes de la misma, el tío del muchacho mata a una vaca y lo viste con un pedazo de la carne como un regalo personal y como un permiso para que se someta a la circuncisión. En esta fotografía, los aldeanos acompañan a un joven cubierto por la carne del animal, desde la casa de su tío el pasado 8 de agosto de 2014.
    1Los rituales de circuncisión se celebran en agosto, en algunas tribus de Kenia, como un rito anual de paso a la edad adulta. La Bukusu, un subgrupo de la etnia Luhya (una de la más numerosas de Kenia), es una de las comunidades que continúan practicando esta ceremonia. El día antes de la misma, el tío del muchacho mata a una vaca y lo viste con un pedazo de la carne como un regalo personal y como un permiso para que se someta a la circuncisión. En esta fotografía, los aldeanos acompañan a un joven cubierto por la carne del animal, desde la casa de su tío el pasado 8 de agosto de 2014. REUTERS
  • Momentos antes de ser operados, un grupo de chavales, en una aldea en Bungoma, al oeste de Kenia, esperan su turno. Los chicos sometidos a la circuncisión tienen 16 años o menos y no pueden mostrar dolor.
    2Momentos antes de ser operados, un grupo de chavales, en una aldea en Bungoma, al oeste de Kenia, esperan su turno. Los chicos sometidos a la circuncisión tienen 16 años o menos y no pueden mostrar dolor. REUTERS
  • Los jóvenes Bukusu son cubiertos con barro, como parte de un ritual de la circuncisión.
    3Los jóvenes Bukusu son cubiertos con barro, como parte de un ritual de la circuncisión. REUTERS
  • Muchachos Bukusu se sumergen en agua fría en un río para adormecer sus cuerpos como parte de la preparación del ritual de la circuncisión, en el que no pueden ni pestañear.
    4Muchachos Bukusu se sumergen en agua fría en un río para adormecer sus cuerpos como parte de la preparación del ritual de la circuncisión, en el que no pueden ni pestañear. REUTERS
  • Un chico, recién embarrado, espera su turno para ser sometido a la operación.
    5Un chico, recién embarrado, espera su turno para ser sometido a la operación. REUTERS
  • Un mutilador tradicional chequea el estado de un joven al que acaba de circuncidar.
    6Un mutilador tradicional chequea el estado de un joven al que acaba de circuncidar. REUTERS
  • Un niño al que acaban de someter a la intervención descansa en el interior de una vivienda.
    7Un niño al que acaban de someter a la intervención descansa en el interior de una vivienda. REUTERS
  • Un joven Bukusu, recién circuncidado, se sienta fuera de la casa.
    8Un joven Bukusu, recién circuncidado, se sienta fuera de la casa. REUTERS
  • Un grupo de adolescentes baila como parte de su ritual preparatorio para la intervención.
    9Un grupo de adolescentes baila como parte de su ritual preparatorio para la intervención. REUTERS
  • Los jóvenes Bukusu no están acompañados durante la intervención. Se enfrentan a ella solos. En esta fotografía, un padre acompaña a su hijo fuera de la casa donde ha sido circuncidado, justo después de la operación.
    10Los jóvenes Bukusu no están acompañados durante la intervención. Se enfrentan a ella solos. En esta fotografía, un padre acompaña a su hijo fuera de la casa donde ha sido circuncidado, justo después de la operación. REUTERS
  • Una muchedumbre rodea a un adolescente que acaba de ser circuncidado.
    11Una muchedumbre rodea a un adolescente que acaba de ser circuncidado. REUTERS
  • Una familia Bukusu permanece sentada junto a su hijo después de haber sido sometido, sin acompañantes, a la operación en la que no se les permite dar muestras de debilidad.
    12Una familia Bukusu permanece sentada junto a su hijo después de haber sido sometido, sin acompañantes, a la operación en la que no se les permite dar muestras de debilidad. REUTERS