España excluye a Gibraltar del Cielo Único Europeo

La UE aprueba el reglamento pese al rechazo de Londres

Vista de la pista del aeropuerto de Gibraltar desde el Peñón.
Vista de la pista del aeropuerto de Gibraltar desde el Peñón.andres carrasco

La ministra de Fomento, Ana Pastor, impuso ayer la exclusión del aeropuerto de Gibraltar —construido sobre el istmo ocupado ilegalmente por el Reino Unido— del reglamento del Cielo Único Europeo, que pretende avanzar hacia la gestión única del espacio aéreo de la UE. El Consejo de Ministros de Transporte de los 28 aprobó el reglamento denominado SES 2+ (Single European Sky) con el único voto en contra del Reino Unido, que se oponía a la exclusión del Peñón.

Pastor amenazó con vetar la nueva normativa si se aplicaba a la colonia británica, alegando que se trataba de “una cuestión de Estado de interés vital para España, ya que afecta a su soberanía e integridad territorial”.

Finalmente, la presidencia italiana de turno de la UE presentó una solución de compromiso, consistente en dejar pendiente su aplicación al Peñón hasta que se llegue a un acuerdo entre España y Reino Unido.

Pastor amenazó con vetar  la norma si afectaba al aeropuerto del Peñón

La fórmula fue apoyada por la Comisión Europea y por todos los países, con la excepción del Reino Unido, que votó en contra, aunque no impidió su aprobación. “No podemos aceptar este resultado porque tratar a Gibraltar de forma diferente es incumplir los tratados”, alegó el ministro británico Robert Goodwill. “No hay ninguna razón para excluir a Gibraltar de seguir participando en estas medidas”, añadió, informa Europa Press.

Por el contrario, Pastor se declaró “muy satisfecha” del resultado, ya que “España ha defendido lo más importante, que es la soberanía nacional”. En fuentes diplomáticas se considera un éxito el aislamiento de Reino Unido en la votación, pero advierten de que Bruselas ha encargado a Madrid y Londres que negocien para encontrar una solución satisfactoria.

El proyecto del Cielo Único Europeo se puso en marcha en 2004, para mejorar el control del espacio aéreo de la UE, racionalizando su gestión, acabando con su excesiva fragmentación y permitiendo la expansión del tráfico aéreo comercial, mediante la ampliación de rutas y frecuencias de vuelo, el abaratamiento de los costes y la reducción de emisiones de efecto invernadero. Desde entonces, se han aprobado un conjunto de normas para desarrollarlo. Hasta 2006, España excluía la aplicación de estas normas al aeropuerto del Peñón, pero tras la Declaración de Córdoba —que preveía el uso conjunto del aeropuerto—, levantó su veto.

En 2012, el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, decidió volver a la postura anterior a 2006, por considerar que el uso conjunto del aeropuerto nunca se llegó a aplicar y que este se construyó en una zona ocupada ilegalmente en el siglo XIX y no incluida en el Tratado de Utrecht. España no podía derogar las normas aprobadas entre 2006 y 2012, pero sí vetar las nuevas. Así se ha hecho.

Sobre la firma

Miguel González

Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS