Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Deterioro del lenguaje

Aunque es sabido que las lenguas evolucionan y que los vulgarismos suelen hacer fortuna por la fuerza de las mayorías, no puedo evitar la irritación que me produce, en los últimos tiempos, la deriva de dos expresiones latinas y la absorción de un verbo castellano por otro cuyo significado no es sinónimo. La expresión latina statu quo se está travistiendo en status quo, mezclando tal vez (por suponer algo) el término sociológico estatus (status en inglés y francés) y el quolatino. ¿Será que a la gente le suena más la sociología que el latín? ¿O será que les suena más familiar por el nombre del grupo musical? ¡A los profesores de latín les debe indignar todavía más que a mí! Otro error, por ignorancia del latín, que tanto se lee en estos días de comienzo de curso para los estudiantes, es la referencia, por parte de periodistas en los diferentes medios (televisión, radio, prensa escrita), a “el ratio” en las aulas. Por favor, los que así se expresan, busquen con Google la expresión correcta de lo que quieren decir, dado que no estudiaron latín. ¡Ah, las humanidades!

El verbo absorbido al que me refiero es el verbo oír. Parece que en este país hemos dejado de oír, solamente escuchamos. Y es que, aunque el programa de Pepa Fernández solo tenga escuchantes —entre los cuales, a veces, me encuentro—, hay muchos que simplemente “oyen” la radio, el hilo musical o la llamada “música ambiental”, esa tortura infligida a la gente que va de compras.— Teresa López Pardina.

 

 

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.