Adiós Bosco, hola moda española

El COE rescinde el contrato con la empresa rusa, encargada de vestir al equipo olímpico

La selección masculina de baloncesto, tras ganar la medalla de plata en los Juegos de Londres.
La selección masculina de baloncesto, tras ganar la medalla de plata en los Juegos de Londres. SERGIO PÉREZ (REUTERS)

Los deportista olímpicos españoles ya no se vestirán más con esos modelos ochenteros que llevaron en los Juegos de Londres en 2012 diseñados por la empresa rusa Bosco di Ciliegi. La polémica suscitada tanto por el hecho de que no fuera una firma española quien se encargara de las equipaciones como por el diseño, ha llevado al Comité Olímpico Español (COE) a prescindir de la colaboración que mantenía con Bosco. El COE ha confirmado que ha rescindido el contrato con la firma rusa, que tenía firmado hasta los Juegos Olímpicos de Río en 2016 y anuncia que está "preparando las bases y haciendo los contactos para sacar a concurso el nuevo diseño”.

El mundo de la moda española (tanto la Asociación de Creadores de Moda de España -ACME- como la Fedecon, la asociación española de empresas de confección) está a la espera de que el organismo deportivo español concrete más su decisión. El presidente de Fedecon, Ángel Asensio, asegura que tiene una reunión pendiente con el COE para tratar el tema. “Lo que argumentaba el organismo deportivo para que los diseñadores españoles no pudiéramos vestir a los deportistas, era el contrato vigente que tenían firmado hasta 2016", explica Asensio. "Nosotros estábamos preocupados por los próximos Juegos ya que no íbamos a tener la oportunidad tampoco de participar en Río. Nuestra predisposición es total”.

Asensio recuerda que su malestar es por no poder aprovechar el potencial que tiene el equipo olímpico. “Ellos están en la mayor pasarela del mundo, que es la ceremonia de inauguración de unos Juegos Olímpicos". La opción de sacar este asunto a concurso les parece bien, “y si al final no es así, que se abran las negociaciones, se vean las posibilidades y se llegue a acuerdos con las empresas”.

El cambio de uniforme es una gran noticia

Para Modesto Lomba, presidente de ACME, el cambio de uniforme "es una gran noticia para la Asociación Creadores de Moda de España y para el sector en general. Desde nuestra asociación siempre hemos manifestado nuestra disposición para colaborar con el COE. Nuestros deportistas son grandes embajadores, por lo que siempre estamos dispuestos a colaborar y contribuir con nuestro conocimiento en el diseño a mejorar la imagen de la Marca España".

El diseñador lo ejemplifica con el acuerdo que alcanzaron con el Consejo Superior de Deportes (CSD) para vestir a los deportistas en actos y eventos oficiales, y que pusieron en marcha para la entrega de los Premios Nacionales del Deporte. "Apoyamos y admiramos a nuestros deportistas, nos sentimos orgullosos de sus triunfos y nos sentimos muy afortunados de colaborar con ellos en este sentido".

Desde el COE ya se está trabajando en buscar contactos y preparar las bases para el concurso. Y su presidente, Alejandro Blanco, quiere una marca que también ponga dinero y ofrezca la ropa de forma gratuita, dijo el pasado lunes en un acto del COE y la Universidad de Murcia. Cero costes. Las mismas condiciones que daba Bosco. La marca aportaba 250.000 euros al año y ofrecía la ropa gratis. Aquel era el quid de la cuestión. El COE calcula que durante los seis años que ha vestido a España Bosco pagó 1,5 millones de euros a las arcas del Comité –que ya tiene en su poder el cuarto de millón correspondiente a 2014- más el ahorro del vestuario de los Juegos Olímpicos, Paralímpicos y de la Juventud.

La predisposición de ACME y Fedecon para las negociaciones con el COE es total según sus presidentes

Aunque hay alguna marca que ya se ha interesado, Blanco ha pedido “la intermediación” del secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, para conseguir que, en esta ocasión, la Red no se convierta en un retablo cómico con la marca España como protagonista. “Es una estrategia para dar pena y que nos rebajen las condiciones del rescate” o “Nadal ha renunciado a ser el abanderado para no ponerse ese chándal choni”, fueron algunas de las bromas a costa de un traje del que el piragüista Saúl Craviotto, oro en 2008, y uno de los primeros en colgar una foto en Twitter con su equipación, dijo: “No tienen una estética nada latina, parecen más bien de un país del Este”. En su momento, Mikhail Kusnirovich, director de Bosco, se defendió: “Hemos estudiado al detalle el folclore nacional para crear unas prendas auténticas, bonitas y muy españolas”. Pocos más coincidieron con él.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50