Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL ACENTO

Boca cerrada o machista

El alcalde de Valladolid hace burla de la violencia sexual hacia las mujeres

Boca cerrada o machista

Sería razonable que los líderes políticos tuvieran prudencia en materia de sexismo desde el patinazo de Arias Cañete sobre Elena Valenciano (aquello de la superioridad intelectual) que ahora le persigue en Bruselas. La cautela es aún más oportuna tras el confuso incidente en Málaga, en el que una supuesta violación en grupo que causó alarma social resultó ser una denuncia infundada, según la juez y el fiscal.

La palabra prudencia no casa bien con algunos dirigentes. Javier León de la Riva, alcalde de Valladolid desde hace dos décadas, aludió a la violencia sexual con el siguiente discurso: “Piensa que entras en un ascensor y hay una chica con ganas de buscarte las vueltas, se mete contigo, se arranca el sujetador o la falda y sale dando gritos diciendo que la has intentado agredir. Ojo con ese tema”. León de la Riva, que opta a repetir como candidato, pese a estar imputado por un escándalo urbanístico, es reincidente en ofensas sexistas, porque en el pasado fanfarroneó con lo que le sugerían los “morritos” de la exministra Leire Pajín o dijo de Soraya Rodríguez: “Me han acusado de todo menos de violar a la candidata, pero se comprende”.

La sensibilidad ciudadana no está para bromas con esto. En España se denuncian al año más de mil agresiones sexuales con penetración, según Interior, y los expertos creen que una cifra similar queda oculta en el ámbito familiar. Imaginar a chicas que simulan violaciones en ascensores, cuando son tantas las que han sufrido una agresión de ese tipo, revela una muy grave insensibilidad.

Fueron tales las críticas al regidor castellano que, en contra de sus antecedentes, intentó rectificar. Alega que su frase fue “sacada de contexto”, lo que no se cree nadie que escuchara la entrevista, y “tremendamente desafortunada”, eso sí. Y promete una mayor “contención verbal”, lo que es de aplaudir, aunque preocupa que siga pensando igual.

Lo último que le convenía al partido en el poder es que uno de los suyos volviera a ser trending topic por prejuicios machistas. Tampoco es que el tic sea exclusivo del PP: el alcalde socialistade Toledo, García-Page, descalificó a Cospedal diciendo que no pasaría sin su “chacha” porque no sabe pasar la aspiradora. Aclaró luego que se refería a la limpieza de la corrupción. Ya. Corre la misma prisa limpiar España de machismo.

Puedes seguir EL PAÍS Opinión en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.