Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kate Moss y Sienna Miller firman la paz

La actriz y la modelo se reconciliaron públicamente la semana pasada en Londres

Su profunda enemistad se remonta hasta una década atrás y el causante fue Jude Law

Sienna Miller, Naomi Campbell y Kate Moss en la fiesta de presentación de la colección de Moss para TopShop, el 29 de abril de 2014. Ampliar foto
Sienna Miller, Naomi Campbell y Kate Moss en la fiesta de presentación de la colección de Moss para TopShop, el 29 de abril de 2014. Getty Images

De todas las competidoras que ha tenido Kate Moss, Sienna Miller ha sido la que probablemente haya irritado más a la supermodelo. Ambas divas británicas se convirtieron en enemigas del alma hace más de una década. Todo comenzó en 2003, cuando Miller empezó a salir con Jude Law, exmarido de una gran amiga de Moss. La enemistad creció cuando los medios empezaron a comparar su manera de vestir. La actriz lucía un estilo bohemio similar al de la modelo, lo que convenció a Moss de que Miller la copiaba descaradamente.

El mal rollo ha quedado en el olvido después de que la semana pasada la actriz apareciera sonriente en la presentación de la nueva línea de Kate Moss para Topshop. Al principio, parecía que algo no encajaba. En la lista de invitados estaba el jefe y dueño de la cadena de ropa, Philip Green, la amiga de toda la vida de la top, Naomi Campbell, la joven competidora Cara Delevingne y la chica de moda Suki Waterhouse. ¿Pero qué pintaba allí Sienna Miller, la persona non grata de Moss por excelencia?

La actriz de 32 años apareció con un vestido de pedrería, uno de los más caros de la colección de su exenemiga, y se dejó fotografiar sonriente con el marido y la madre de la modelo. Una situación hasta entonces inaudita en la farándula londinense. Ambas por fin habían decidido enterrar el hacha de guerra con las cámaras como testigos.

Y eso que en los últimos años las cosas entre ambas se enredaron aun más. Durante el juicio por las escuchas ilegales del News of the World se reveló que Miller había sido infiel a Law con Daniel Craig y que este a su vez había tenido una breve aventura con Moss.

La gota que colmó el vaso llegó con la relación entre Miller el también actor Rhys Ifans, parte de la camarilla de Moss. La intérprete lo dejó y él quedó destrozado. Moss, furiosa, prohibió que Miller pusiera un pie en sus fiestas, incluso cuando la actriz y Law se reconciliaron. Las cosas del corazón y la ropa habían hecho de estas dos mujeres enemigas irreconciliables.

No está claro qué es lo que ha provocado el armisticio. Quizá que el tiempo que ha pasado y ambas llevan una vida más estable. Miller se ha centrado en su carrera como actriz y tiene una hija de dos años con su pareja, Tom Sturridge, que nunca ha sido parte de la pandilla de la modelo. Moss se casó con el músico Jamie Hince en 2011 y a los 40 sigue siendo una de las modelos mejor pagadas del mundo. En los últimos meses ha estrenado trabajo como editora de moda en el Vogue británico, colección para Topshop y portada en Playboy. Christie’s organizó una subasta de obras de arte basadas en su figura y en la última edición de los premios de la moda británica recibió un galardón a la influencia que ha ejercido dentro y fuera de la industria en sus 25 años de carrera profesional.

Además, está en una etapa vital en la que las rivales ya no pueden mellar sus logros. Se ha relajado y no tiene ganas de peleas de patio de colegio. Otra posibilidad es que la astuta Moss haya aprendido que una buena reina debe ser magnánima y mantener cerca a los aspirantes a su corona. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >