Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polémica por el santo que viste calzoncillos de D&G

El artista Ozmo ha representado en las calles de Racale (Italia) al mártir Sebastián levantando críticas de algunos colectivos creen ofensivo que la imagen lleve ropa interior de marca

San Sebastián, visto por Ozmo.
San Sebastián, visto por Ozmo.

Racale, en la provincia italiana de Lecce, es un pueblo plano y tranquilo, de calles cuadriculadas e iguales, y casas bajas. Diez mil habitantes esperan la temporada estival, cuando los turistas acuden a este extremo del sur de Italia. Las charlas monótonas de la primavera se han animado estos días por un gran mural que representa al santo protector del pueblo, San Sebastián, de una forma no muy ortodoxa. En lugar del pañuelo que suele tapar al joven mártir, el artista toscano Ozmo ha pintado un par de calzoncillos negros, bien ceñidos y firmados D&G. De las flechas que mataron al centurión romano convertido al catolicismo, no sale sangre sino coloreadas fichas de póquer o de ruleta. El resultado recuerda más una publicidad de ropa interior que una tradición cristiana.

Los vecinos de Racale pusieron el grito en el cielo ante una interpretación tan profana de la iconografía del santo al que veneran con oraciones, procesiones y cuatro días de feria a principios de junio, para agradecerle que en el siglo XV salvara de la peste a sus antepasados.

El mural de la discordia alborota este pueblo. El artista ardó tres días en terminar el mural de tres metros de alto. Fue un encargo realizado por dos jóvenes que hicieron una convocatoria a artistas de renombre para avivar algunos edificios de la localidad. En la acción estuvieron respaldados por el alcalde Donato Metallo, de 33 años, elegido en las filas de la lista cívica "Yo amo Racale", ya célebre en Italia por haber autorizado la creación del primer "Cannabis social club", un centro que fomenta el cultivo de canábis con fines terapéuticos. El alcalde dio su bendición al proyecto de street art ideado por los jóvenes de Racale. Los ganadores del concurso tuvieron carta blanca. Entre ellos, Ozmo -nombre artístico de Gionata Gesi, nacido en la Toscana en 1975 y con currículo internacional-  que se decidió por una interpretación del martirio de San Sebastián en clave contemporánea y comercial. Según comenta la prensa local, Metallo no excluye pedir a Ozmo que modifique su creación y borre la firma de la famosa casa de moda de los calzoncillos del santo. Entre sacro y profano, que al menos no gane la publicidad.