Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Julie Gayet lleva a los tribunales su ‘affaire’ con Hollande

Un tribunal de Nanterre ha escuchado hoy la reclamación de la actriz contra la revista 'Closer', que desveló su romance con el presidente francés

La publicación ha sido condenada a pagar 12.000 euros a Valérie Trierweiler por fotografiarla en isla Mauricio

Julie Gayet, en los premios Cesar de cine.
Julie Gayet, en los premios Cesar de cine. GETTY

La justicia francesa ha dejado este jueves visto para sentencia, que se comocerá el próximo 27 de marzo, el juicio de Julie Gayet contra la revista Closer que reveló hace dos meses su relación amorosa con el presidente François Hollande. La defensa de la actriz, quien no ha acudido a la audiencia celebrada durante la tarde, reclama 50.000 euros en concepto de daños y perjuicios y 4.000 por gastos de procedimiento. La revista Closer, que ha disparado sus ventas con la exclusiva, ha sido condenada el mismo día a 12.000 euros por un artículo de mediados de febrero sobre las vacaciones de la ex primera dama Valérie Trierweiler en isla Mauricio.

“El objetivo del artículo es ilegítimo, se trata de curiosidad, de voyeurisme”, aseguró el letrado de Gayet, Jean Enocchi, al inicio del juicio en el tribunal de Nanterre, en las afueras de París. La revista ha organizado “una verdadera persecución” en contra de su clienta, argumentó, convertida en “presa” y para quien la publicación del artículo el pasado 10 de enero ha supuesto un “antes y un después” en su vida. “¿Dónde está el interés general para la sociedad en revelar el nombre de Julie Gayet y su fotografía?”, preguntó, anticipando el principal argumento de la defensa de Closer.

La libertad de información, el “interés histórico” de los franceses por las amantes de sus jefes de Estado y la propia mediatización realizada por Hollande de su vida privada al oficializar su relación con su entonces pareja Valérie Trierweiler, han sido por su parte los principales argumentos esgrimidos por la parte acusada. Hacía semanas que esta relación era la comidilla de las cenas mundanas y que se comentaba en los platós de televisión, según aseguró a la prensa Laurence Pieau, directora del semanal. “Hemos cumplido con nuestro deber al dar una información exacta que el público tiene derecho a tener”, añadió.

El pasado fin de semana la actriz se presentó en público por primera vez tras conocerse su relación con Hollande. Fue en los premio Cesar donde la intérprete estaba nominada al premio de mejor actriz de reparto por su papel en Quai d’Orsay, la película de Bertrand Tavernier, basada en el tebeo de mismo nombre que recorre los años en el Ministerio de Asuntos Exteriores del ex ministro Dominique de Villepin. La ganadora fue finalmente Adèle Haenel, de 25 años, por su trabajo en Suzanne, un drama familiar de Katell Quillévéré en el que encarna a la hermana de la protagonista, Sara Forestier.

Esta 39º Ceremonia de los César parece que fue para la actriz de 41 años la mejor forma de reaparecer en público, por ser por motivos estrictamente profesionales. Aunque en mente de todos está la revelación de su relación con Hollande que ha precipitado su ruptura oficial con la periodista Valérie Trierweiler.

Gayet, nacida en Suresnes en 1972, viene de una familia acomodada: su abuelo fue resistente y reconocido como compagnon de la libération, y es hija de un prestigioso cirujano en un centro sanitario privado de París y una anticuaria. Ha conocido ciertos éxitos cinematográficos —recientemente, en un personaje secundario en la película Quai d’Orsay— y televisivos, y ha producido o coproducido varios documentales. En su filmografía figuran una breve aparición en Tres colores: azul, de Kieslowski, y varios títulos que resultan, en sentido figurado, premonitorios, como Retratos de amantes, El arte de seducir, Enamorada, Familia descompuesta, Caos y deseo… También sale en algunos videoclips del cantante Benjamin Biolay, entre ellos el tema Deja que ladren los perros.