Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Johnny Hallyday, ¿exiliado fiscal o evasor?

La prensa suiza acusa al artista francés de defraudar a la hacienda helvética al no residir realmente en el país

Él aclara que vive en Estados Unidos desde hace un año y tributa allí

Johnny Hallyday. Ampliar foto
Johnny Hallyday.

El cantante Johnny Halliday, uno de los residentes fiscales franceses asentados en Suiza más conocidos, salió este jueves por la noche al paso de las acusaciones de la prensa helvética de defraudar a hacienda. Una investigación de la radio suiza romanda, basada en las fotografías con geolocalización publicadas por el cantante y su esposa Laeticia en las redes sociales, revelaba que la pareja pasaba demasiado poco tiempo en su chalet de Gstaad, en los Alpes suizos, para ser residentes fiscales en la confederación helvética. El roquero ha aclaro a través de Twitter que está ahora fiscalizado en Estados Unidos, donde vive en su villa de Los Ángeles.

“Estos periodistas son unos idiotas, soy residente en Estados Unidos, no residente en Suiza”, reaccionó el jueves por la noche en su cuenta Twitter el cantante, en respuesta a un comentario de un seguidor que le recomendaba desactivar la geolocalización de sus fotografías. “Es aberrante, ya no somos residentes en Suiza”, donde estaban instalados desde 2006 y se beneficiaban del ventajoso régimen fiscal del país, añadió por su parte Laeticia a la radio Europe 1.

La misma emisora asegura que la pareja está oficialmente domiciliada en Estados Unidos desde principios del año pasado. Pasa más de seis meses anuales en su villa Pacific Palisades, en Los Ángeles, y por lo tanto entra en el marco de la convención fiscal franco-estadounidense de 1994, destinada a evitar una doble imposición. La misma convención se aplica a famosos franceses instalados al otra lado del Atlántico, como el jugador de baloncesto Tony Parker o el futbolista Thierry Henry.

Halliday se vio obligado a reaccionar, a petición del diputado francés socialista Yann Galut. Tras la publicación de la investigación periodística, que concluía que la pareja no pasaba más de 15 días al año en Gstaad, pidió el jueves al cantante que clarificara su situación. “Si estas revelaciones se confirman”, Hallyday “pasaría de la categoría de exiliado fiscal, que si bien es a veces inmoral, es legal, a la de evasor fiscal, una situación especialmente escandalosa y totalmente condenable”, indicó el diputado y antiguo ponente del proyecto de ley contra el fraude fiscal en la Asamblea Nacional. Parece que al final todo era así fruto de un simple malentendido.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >