Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La polémica vida hogareña de Jorge Lorenzo

El motociclista retira un vídeo de Internet en el que mostraba su casa en Barcelona y que levantó críticas en las redes sociales por la ostentación y la aparición de unas chicas en biquini

"Es indefendible", admite el entorno del piloto

Fotograma del vídeo de Jorge Lorenzo, en el que mostraba su casa.
Fotograma del vídeo de Jorge Lorenzo, en el que mostraba su casa.

Jorge Lorenzo ha mostrado su vida hogareña en un vídeo que ha levantado una gran polémica. Horas después de difundirse ha sido retirado de YouTube. El piloto de motos ha realizado este reportaje para uno de sus grandes patrocinadores, la bebida isotónica Monster. La mansión que aparece en las imágenes es su segunda residencia en el Maresme barcelonés, ya que ahora está establecido en Lugano (Suiza).

En el vídeo Lorenzo -grabado el miércoles antes al Gran Premio de Valencia- abre las puertas de su casa, de 1.200 metros cuadrados, y es él mismo quien realiza un recorrido por todas las estancias de la vivienda, desde su espectacular dormitorio con unas increíbles vistas, hasta la sala de cine, pasando por el garaje en el que atesora coches y motos, y el enorme y completo gimnasio que nada tiene que envidiar con uno profesional, piscina incluida. “No hago muchas fiestas porque soy buen chico”, asegura cuando se encuentra en la gran discoteca que tiene la mansión y se le ve bailando junto a varias chicas. Las explicaciones las da en inglés.

En el reportaje aparecen cuatro chicas en biquini que van cambiando de ubicación según Lorenzo muestra su casa. Aparecen tomando el sol en la piscina, en el jacuzzi... y una de ellas deja ver su cuerpo sumergido en la piscina moviéndose de manera insinuante a través de un ojo de buey.

La reacción al vídeo en las redes sociales ha sido tal que el piloto pidió a Monster que retirara de YouTube la cinta. "No podemos pedir disculpas, es indefendible", ha dicho un portavoz de Jorge Lorenzo al ser preguntado por EL PAÍS. Según este portavoz la filmación se realizó sin casi preparativos, casi como una encerrona. Las chicas las puso la marca de bebidas. Esta misma fuente señala que este tipo de trabajos son habituales en deportistas norteamericanos y que a ese país iba dedicado el reportaje, de ahí que el piloto hable en inglés.

El bicampeón de 250cc y de Moto GP, de 26 años, cobra alrededor de 14 millones de euros al año entre su sueldo y los patrocinadores gracias a la firma de contrato con Yamaha.