Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ha nacido un icono

La revista 'ICON', distribuida desde este jueves con EL PAÍS, celebra su advenimiento rodeada de caras conocidas en una fiesta en Madrid

Cada cual tendrá su idea de lo que es un icono. Pregunten por ahí. Esta noche, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid, las definiciones divergían de un invitado a otro: “Es algo que se dobla pero no se rompe, que aguanta el paso del tiempo y las modas”, opinaba la actriz y cantante Leonor Watling; “Un referente en cualquier ámbito”, apuntaba el modelo Javier de Miguel; “Alguien que representa lo más elevado en cada categoría”, añadía el actor Pablo Rivero; “Karl Lagerfeld”, resumía Boris Izaguirre, y el diseñador David Delfín zanjaba: “No sé lo que es”. La respuesta a esa pluralidad de opiniones, trasladada al universo masculino, es la que viene a dar ICON, la publicación que desde este jueves los lectores se encontrarán en sus manos al comprar EL PAÍS. Esta nueva referencia, editada por Prisa Revistas (que saldrá el primer jueves de cada mes y quedará después a la venta en el quiosco), invertía la gramática del photocall en el salón de baile del emblemático centro cultural madrileño: las caras más buscadas por los flases y jaleadas por la concurrencia, por una vez, eran las de los hombres, los auténticos protagonistas de todo lo que acontece en sus páginas y fuera de ellas.

Por una vez lo más jaleados y buscados por los flases fueron los hombres

El casting servía también de réplica a esa diversidad de masculinidades a la que se apela desde ICON. Los diseñadores Juan Duyos, Ion Fiz o Juanjo Oliva, los modelos Tomy Dunn, Javier de Miguel o Cristian Cruz, presumible encarnación del ideal que puebla las publicaciones dirigidas al hombre, daban paso a otras personalidades tan dispares como las de Iñaki Gabilondo, Joaquín Reyes, Boris Izaguirre, Tristán Ulloa, Luis Medina, Imanol Arias o Jorge Drexler. A esto se sumó el necesario cupo de mujeres que inspiran: Jose Toledo, Bárbara Lennie o Usun Yoon.

La puesta en escena, desprovista de toda ceremonia, lanzaba un guiño cómplice a los más de 600 asistentes, al ser recibidos por los anfitriones: Javier Moreno, director de EL PAÍS; José Luis Sainz, presidente ejecutivo de Prisa Noticias; Julio Alonso, director general de prensa y consejero delegado de Prisa Revistas; Óscar Becerra, director gerente de Prisa Revistas; y Lucas Arraut, director de ICON. Junto a ellos, desembarcaba desde Italia parte del equipo de Mondadori, que edita la revista en aquel país, comandado por el creador de la publicación original, el romano Emanuele Farneti.

El modelo Javier de Miguel posa entre los diseñadores David Delfín (izquierda) e Ion Fiz. ampliar foto
El modelo Javier de Miguel posa entre los diseñadores David Delfín (izquierda) e Ion Fiz.

Restringiendo a lo mínimo la liturgia del escenario (de lo que se trataba era de celebrar una fiesta), Moreno y Arraut verbalizaron el espíritu e intenciones de la recién nacida. Moreno apeló a que “con ICON cubrimos un sector clave". "Hemos debatido y desechado proyectos para una revista masculina durante al menos 10 años, que yo recuerde. Así que, aunque solo fuera por eso, el lanzamiento tiene para nosotros carácter de acontecimiento”, agregó. Arraut lo secundaba: “La moda masculina vive hoy un momento inédito. Tanto los diseñadores para las colecciones de hombre de las grandes marcas como los modelos que las lucen cobran un protagonismo impensable hace una década, cuando solo tenía foco mediático la pasarela femenina. ICON quiere plasmar esa realidad. Pero sin obsesiones, con un punto de distancia, incluso parodia, y mucho sentido común”.

“Un icono es algo que aguanta el paso del tiempo y las modas”

Leonor Watling

Ese particular punto de vista asomaba por la pantalla en el vídeo de presentación de ICON, rodado por Fernando González Molina (director de Tres metros sobre el cielo o El Barco), que vino acompañado de tres de los protagonistas de la pieza: los actores Pablo Rivero, Carles Francino y Cristina Plazas, responsables, junto a Andrés Velencoso, Eduard Fernández y Paco León, de otorgar nuevos significados a la palabra ICON. Una misión complicada, pero no imposible. Como apunta Joana Bonet, consejera editorial e impulsora de la publicación, “tanto los lectores como la publicidad demandan una cabecera que sea espejo y faro para hombres que huyen de las etiquetas”. Su director gerente, Óscar Becerra, atisbaba el futuro para ese “hombre que ya no se siente culpable ni acomplejado por saber disfrutar de los pequeños placeres de la vida con la naturalidad con la que lo hacen las mujeres". "Espero que pasen los años, pero que esta revista no deje a nadie indiferente. Que nunca pierda su personalidad ni se vuelva arrogante ni olvide a sus amigos. Le deseo el mismo futuro digno que los icónicos protagonistas de sus portadas: los atrevidos, los excéntricos, los innovadores, los fieles a sí mismos…”, añadió. Ajenos a ese porvenir, los hombres (y las mujeres) que pusieron rostro a la velada se entregaban al compás de estos tiempos, con una sola palabra rondándoles la cabeza: ICON.

Más información