Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denuncia y funeral en la vida de Lady Gaga

Todo son problemas para la estrella: su exasistente le reclama dinero y su guardaespaldas muere por una descarga eléctrica al entrar desnudo a una casa

Lady Gaga junto al guardaespaldas fallecido, en agosto de 2012. Ampliar foto
Lady Gaga junto al guardaespaldas fallecido, en agosto de 2012. AFP

Fueron su sombra durante varios meses y ahora le roban titulares, aunque por motivos bien diferentes. La mujer que fue asistente personal de Lady Gaga le reclama 7.000 euros en concepto de las horas extra que tuvo que hacer durante el año que trabajó para ella. Su antiguo guardaespaldas jamás le reclamará dinero, porque murió hace una semana por una descarga eléctrica de la policía tras haber entrado desnudo en casa de unos vecinos en Miami.

Jennifer O'Neill trabajó para Gaga durante más de un año, durante el cual, según asegura en la demanda que presentó en 2011, tuvo que estar disponible para la diva 24 horas al día, los siete días de la semana. La asistente explica en su denuncia, recogida por la agencia AP, que incluso tuvo que dormir con ella porque en las giras no disponía de una habitación para ella para cumplir sus órdenes a cualquier hora de la noche. O’Neill asegura que entre sus funciones estaban también comprobar que había comida especial en cada uno de los puntos de su gira y llevar su equipaje, que habitualmente se compone de 20 maletas.

“No hay una agenda. Cuando te necesito, estás disponible”, aseguró Lady Gaga cuando testificó ante el juez en las diligencias previas a la vista oral, que tendrá lugar el 4 de noviembre. La secretaria de la cantante reclama esa cantidad en concepto de las horas extra que ella considera que dedicó a la artista neoyorquina. Su sueldo ascendió a 75.000 dólares (unos 56.000 euros).

Además de la admisión a trámite de la demanda, Gaga habrá recibido la noticia del fallecimiento del gigante holandés que le guardó la espaldas durante un tiempo. Norman Oosterbroek tuvo una muerte peculiar. En la noche del lunes intentó acceder completamente desnudo en casa de unos vecinos, que se alarmaron y llamaron a la policía. El hombre incluso llegó a agredir al guardaespaldas, que también había trabajado para Nelson Mandela o Beyoncé. Un agente le disparó una descarga eléctrica y falleció unos minutos después en el hospital.

Nadie se explica que hacía sin ropa en casa de sus vecinos, aunque algunos testimonios recogidos por Miami Herald apuntan a que había consumido drogas. Las autoridades locales confirmaron que Oosterbroek, de 43 años, casado y con dos hijos, había sido adicto e incluso se había sometido a un tratamiento de rehabilitación durante tres años. El holandés era conocido como el guardaespaldas de los famosos, era habtual verle en un segundo plano en las fotos de los personajes a los que protegía y era propietario de una agencia de seguridad de éxito, cuya sede estaba en su país natal.

Los sobresaltos no paran para Lady Gaga y cuando ella no es noticia, alguien de su entorno se esfuerza en hacerla protagonista.