Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OBITUARIO

La duquesa de Medinaceli, la noble de la cultura

Victoria Eugenia Fernández de Córdoba fue mecenas

La duquesa de Medinaceli.
La duquesa de Medinaceli.

Victoria Eugenia Fernández de Córdoba y Fernández de Henestrosa (Madrid, 1917), la decimoctava duquesa de Medinaceli y benefactora de la fundación bautizada con el nombre de su casa ducal, falleció el domingo en Sevilla a los 96 años.

La duquesa de Medinaceli estuvo muy ligada a la capital andaluza durante toda su vida, especialmente tras su boda en 1938 con Rafael Medina y Villalonga, duque de Alcalá de los Gazules, que fue alcalde de la ciudad hispalense entre los años 1943 y 1947. Desde entonces, instala su residencia en el Palacio de los Adelantados Mayores de Andalucía o Casa de Pilatos, uno de los espacios patrimoniales más visitados de la ciudad.

Tuvo cuatro hijos, de los que solo vive Ignacio Medina, también muy vinculado a la vida cultural de la ciudad. La duquesa mantuvo en sus últimos años una vida discreta, en especial tras los sucesos que llevaron a la cárcel a su hijo Rafael Medina, duque de Feria, quien sufrió fuertes depresiones desde que fue condenado por corrupción de menores y tráfico de drogas, por lo que ingresó en prisión en 1993. En 1995 salió de la cárcel y falleció en 2001 por sobredosis de barbitúricos. La primogénita, Ana Medina, falleció en Madrid en 2012, veinte años después de su padre y solo un año después de su hermano Luis, duque de Santiesteban.

Este lunes se ofició una misa en la capilla de la Casa de Pilatos por la duquesa, quien fue enterrada por la tarde en la cripta del Hospital de San Juan Bautista de Toledo, panteón de la Casa de Medinaceli.

Recordada por su relación con el cine (su casa fue escenario de Lawrence de Arabia para la escena del encuentro de este con el general Allenby y fue anfitriona de actores y actrices como Grace Kelly) y por los bailes de sociedad, la duquesa deja una extraordinaria labor patrimonial con la Fundación Casa Ducal de Medinaceli, aprobada por orden ministerial el 20 de octubre de 1980.

Esta organización nació con el objetivo de conservar, restaurar, reintegrar, estudiar, promover y difundir el patrimonio histórico tanto material como inmaterial, en relación con las tradiciones, devociones y rituales a los que la duquesa y su familia estuvieron muy vinculados. En este sentido, la duquesa mantenía una relación muy directa con la Semana Santa de Sevilla.

Dotada inicialmente con el patrimonio donado por la fundadora, a lo largo de sus más de 25 años de existencia, la fundación adquirió bienes sobre la Casa de Medinaceli y se fusionó con otras entidades similares.

Victoria Eugenia Fernández de Córdoba, también duquesa de Alcalá de los Gazules, marquesa de Camarasa y Tarifa y condesa de Los Molares, fue reconocida con la Medalla de Oro de la Cruz Roja en el año 1963 por su ayuda a esta organización y en la creación de colegios para niños desfavorecidos.