Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juicio de Pistorius será un año después del asesinato de su novia

El paralímpico, que asistió esta mañana al tribunal, se enfrenta a cadena perpetua

Durante el proceso judicial, del 3 al 20 de marzo, declarará un centenar de testigos

Oscar Pistorius ya tiene fecha para el juicio por la muerte de su novia. Será el próximo 3 de marzo, dos semanas después de que se cumpla un año desde que disparó mortalmente a la modelo Reeva Steenkamp. La vista durará hasta el día 20 del mismo mes y en ella está previsto que declaren 107 testigos citados por la Fiscalía, que acusa al paralímpico de asesinato premeditado y de violación de la ley de armas. Pistorius podría ser condenado a cadena perpetua.

La lista del centenar de testigos la conforman policías, forenses y expertos en armas en el apartado de peritos. Además, se ha citado a vecinos del complejo de lujo donde ocurrieron los hechos para que expliquen qué oyeron o vieron la madrugada del 14 de febrero, y familiares del atleta, como su hermana Aimée y su tío Arnold Pistorius. Oscar vive la mansión de su tío en Pretoria desde que el juez le concediera la libertad bajo fianza previo pago de 85.000 euros.

El fiscal ha incluido también a amigas y un exnovio de Reeva para aportar si conocían alguna disputa o episodio violento en la relación de la pareja. En el juicio, Oscar volverá a ver a una de sus antiguas novias que, supuestamente, fue víctima de abusos del atleta durante el tiempo que duró la relación, así como alex jugador de rugby Mark Batchelor, que en noviembre tuvo un encontronazo con Pistorius en un restaurante de Johannesburgo y este le amenazó con “romperle las piernas”. El fiscal tratará de demostrar que el deportista conocido como Blade Runner es una persona de carácter violento e incluso de gatillo fácil.

Oscar entró esta mañana en la sala del juzgado a las 9.20 horas, poco antes de que el juez diera por abierta la sesión, pero un retraso permitió a los fotógrafos recrearse tomando imágenes del velocista junto a su familia, que le esperaba sentada en el interior.

Oscar Pistorius, durante la vista, de la mano con sus hermanos Aimee y Carl, rezando. ampliar foto
Oscar Pistorius, durante la vista, de la mano con sus hermanos Aimee y Carl, rezando. REUTERS

Aimée y Carl, el hermano mayor, rodearon Pistorius y no le dejaron ni un solo momento solo, confortándolo con abrazos, rezos, entrelazadas las manos. Así estuvieron unos 20 minutos, hasta que el magistrado entró en la sala. La hermana fue quien se mostró más afectada y en todo momento mantuvo los ojos llorosos y acarició la mano de Oscar, mientras susurraba una oración. Otros familiares miraban la escena sentados en los asientos destinados para el público. Al acabar la vista, Pistorius saludó y dio la mano a dos periodistas que estaban sentados delante de él. “Mal”, le respondió a uno de ellos cuando le preguntó cómo se encuentra.

La vista de hoy lunes por fijar el juicio ha durado apenas 10 minutos. De hecho, era un puro trámite que el sistema judicial sudafricano celebra en sesión pública. La expectación mediática ha vuelto a ser extraordinaria, con un centenar de periodistas y cámaras apostados en el interior de la sala y fuera en los juzgados.

Precisamente hoy, Reeva Steenkamp hubiera celebrado su 30 cumpleaños. Los padres de la modelo explicaron que celebrarán el aniversario de su hija, pero no quisieron detallar cómo. Carl Pistorius rindió su particular homenaje. Asiduo a Twitter, poco después del término de la vista colgó una fotografía de la joven junto a Oscar y ha escrito: “Recordada como ayer. Impactaste mi vida @reevasteenkamp y la dama que tú eras”.

Pistorius vestía un traje azul oscuro con trazas brillantes del mismo estilo que en sus anteriores comparecencias. Con el pelo ligeramente más largo, bien afeitado y con rostro serio y cabizbajo al empezar la vista, en alguna ocasión no pudo aguantar las lágrimas.

En esta ocasión, Henke, el padre de Pistorius, no se dejó ver, quizá para no echar más leña al fuego tras sus polémicas declaraciones,  en que acusaba al Gobierno del Congreso Nacional Africano (ANC) de no proteger a los “blancos sudafricanos”, para justificar así que su hijo tuviera armas en casa. Enseguida, tanto Oscar como sus hermanos y el tío Arnold se desmarcaron de este comentario que fue considerado directamente de racista.

Pistorius declaró en la vista por la fianza que disparó a su novia creyendo que se trataba de un ladrón que había irrumpido en la casa y se había encerrado en el lavabo. En el juicio tendrá que quedar claro si actuó presa del pánico, como él mismo aseguró, o bien tras una discusión con su novia la disparó a conciencia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información